Alergias: cómo afectan a tu cuerpo y cómo tratarlas

chica con un pañuelo sonándose la nariz

¿Qué es la alergia?

Es una respuesta exagerada del cuerpo frente a sustancias que no deberían causarla.

¿Qué causa la alergia?

Los tres tipos más frecuentes de alergia son: pólenes, medicamentos y determinados alimentos.

Como explica el doctor David González de Olano, alergólogo del Hospital Universitario de Fuenlabrada, “no se sabe por qué se produce esta respuesta, se conoce que influye el medio ambiente, la alimentación, la carga genética… pero en cada caso concreto no se conocen los motivos”.

¿En qué se basan los tratamientos?

– En el caso de alergias a medicamentos y alimentos, pasan fundamentalmente por evitarlos.

– En el caso de las alergias respiratorias, por un lado pueden tratarse los síntomas con la medicación habitual y, por otro lado, puede intentar tratarse las causas mediante las vacunas de alergia.

“Estas vacunas pretenden recuperar el equilibrio que se pierde cuando nos volvemos alérgicos. Es la única herramienta que tenemos a día de hoy para intentar modificar la evolución de la enfermedad. Porque, si no, año tras año, vamos a volver a tener los síntomas”, detalla el doctor González de Olano.

¿Cuál es el principal reto pendiente en este campo?

– Explicar por qué gente que no es alérgica desarrolla los síntomas de repente.

Para el alergólogo, este aspecto es clave, porque hasta fechas recientes se consideraba que la alergia era una enfermedad infantil pero, cada vez más, los alergólogos ven pacientes que sufren los primeros síntomas en la adolescencia e, incluso, con 40-50-60 o más años.

“El motivo no está claro. Uno de los factores que parece que influye es la exposición ambiental, por ejemplo a las partículas que expulsan los motores Diesel: contribuyen a la alergia porque son irritantes y porque sirven de vehículo a los pólenes, porque estas partículas los atrapan y los mantienen más tiempo en suspensión”, indica el doctor González de Olano.

¿Cómo se realiza el diagnóstico ?

Se realiza mediante:

– la historia clínica

– pruebas en la piel

En primer lugar, se le pregunta al paciente los síntomas que tiene, en la época en las que los tiene y si lo relaciona con exposición a algún alérgeno. Las pruebas cutáneas, que son muy seguras, intentan reproducir en el brazo la reacción que el paciente sufre en la nariz, en el pulmón o en el tubo digestivo (en el caso de los alimentos).

 

El autor: Javier Granda

Periodista freelance especializado en salud, escribe en los principales medios dirigidos tanto a médicos y farmacéuticos como público en general. Primer premio de la Asociación Nacional de Informadores Sanitarios a la mejor labor de comunicación en salud.

¡Sigueme en Twitter!

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *