10 consejos para prevenir enfermedades cardiovasculares

Corazón y estetoscopio

Los expertos de la Fundación Española del Corazón han elaborado un decálogo con recomendaciones para reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o mejorar la calidad de vida si ya se ha sufrido alguna y te lo mostramos a continuación:

  1. Practica una alimentación cardiosaludable que sea equilibrada y variada. Consume frutas, verduras, hortalizas, pescado, aceite de oliva, carnes magras, cereales y lácteos desnatados. Sal, azúcares y alcohol debes consumirlo en pocas cantidades.
  1. Haz 30 minutos diarios de ejercicio. Elige el ejercicio que más se adapte a la condición física: caminar, bailar, correr, o realizar actividades al aire libre
  1. No fumes.
  1. Controla el peso midiendo el Índice de Masa Corporal (IMC).
  1. Vigila la grasa acumulada en el abdomen, es peligrosa para el corazón. Mide el perímetro abdominal a nivel del ombligo: en la mujer debe estar por debajo de 88 centímetros y en los hombres por debajo de 102 centímetros.
  1. Comprueba tu tensión arterial. En personas sanas, hay que verificar anualmente que la tensión sigue por debajo de 140/90 mmHg. Los hipertensos también deben mantenerse por debajo de estas cifras. Si has sufrido un problema cardiovascular, cerebrovascular, renal o eres diabético, la tensión tiene que estar por debajo de 130/80 mmHg. En estos últimos casos, los controles y medidas preventivas deben ser continuos.
  1. Revisa los niveles de colesterol y glucosa. La mejor manera de mantenerlos a raya es seguir una dieta sana y hacer ejercicio. Si tras un análisis en ayunas las cifras están por encima de 190 mg/dl de colesterol total y 110 mg/dl de glucosa, debe consultarse con un especialista.
  1. Conoce el riesgo cardiovascular y cuál debe ser el estilo de vida. Acude al médico con un examen físico y con los antecedentes personales y familiares. Consulta todo lo que sea preciso: qué dieta seguir, qué ejercicios hacer o qué factores pueden perjudicar la salud.
  1. Comparte dudas y problemas. Intercambiar experiencias permite aprender y dar ejemplo para que otras personas se interesen por cuidar su corazón. La familia puede ser un gran estímulo y apoyo para superar cualquier dificultad en el cumplimiento de los objetivos de salud.
  1. Aprende a controlar el estrés y ansiedad. El aumento de tensión emocional es peligroso para el corazón. El estrés en casa y en el trabajo hace más difícil seguir un estilo de vida cardiosaludable. Aprender a relajarte es fundamental.

 

En resumen,para prevenir las enfermedades cardiovasculares sigue una dieta equilibrada y realiza actividad física, no fumes, controla parámetros como colesterol, glucosa y tensión arterial y, en todo momento, cuenta con los profesionales sanitarios y con la familia para resolver dudas.

 

Hacer ejercicio es fundamental para prevenir enfermedades cardiovasculares, si eres de los que le cuesta un poco, Nacho Rubio te da unos trucos que te servirán para estar en forma sin darte cuenta.

 

El autor: Javier Granda

Periodista freelance especializado en salud, escribe en los principales medios dirigidos tanto a médicos y farmacéuticos como público en general. Primer premio de la Asociación Nacional de Informadores Sanitarios a la mejor labor de comunicación en salud.

¡Sigueme en Twitter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *