Como cuidar la alimentación si vas a tener un bebé

cuidar la alimentación si vas a tener un bebé

¿Quieres tener familia? ¿Has pensado en cómo cuidar la alimentación si vas a tener un bebé?  Es habitual plantearnos cambiar nuestra forma de comer al enterarnos del embarazo,  pero que pasa con los meses anteriores, porque son fundamentales para lograr un bebe sano.

Los futuros papas deben tratar de ponerse en forma antes de la concepción, los niños sanos son hijos de padres sanos a quienes no les falta ni les sobra peso. Además hay otro problema añadido, la temida infertilidad, en nuestro país en torno a  un 10% de las parejas son infértiles.

El consumo de aceite de oliva, verduras, pescados, frutas y carnes de ave puede tener una incidencia positiva sobre la fertilidad. Así lo sugiere un estudio realizado por el departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública y el instituto de Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra. Parece ser que este patrón de alimentación reduce en un 44% las posibilidades de tener dificultades para quedarse embarazada y es fundamental para cuidar la alimentación si vas a tener un bebé

Te proponemos cuatro pautas a tener en cuenta:

  1. Evita la cafeína: se recomienda reducir su consumo. A continuación aportamos los mg de cafeína que tienen diferentes alimentos ricos en ella. Una taza de té tiene entre 50-100mg; el chocolate negro dos onzas 10-40 mg; una taza de café 100-150 mg y un refresco con cafeína 100-145 mg.
  1. Opta por alimentos ricos en ácidos grasos omega-3: están presentes en los pescados azules como el bonito, el atún, las sardinas entre otros y en los frutos secos como las nueces.
  1. Incorpora zinc a la dieta: este mineral se encuentra en los mariscos, huevos, carnes rojas, semillas de calabaza, cereales integrales y legumbres. Científicos de la Universidad de Granada han confirmado que un bajo nivel plasmático de cobre y zinc en mujeres embarazadas puede ser un factor asociado al aborto espontáneo. Se estima que el aborto espontáneo afecta al 15% de las mujeres, principalmente en el primer trimestre de embarazo.
  1. Suplementar la dieta con ácido fólico: Durante el desarrollo embrionario se produce el cierre del tubo neural en torno a las 6 semanas tras la concepción. Eso quiere decir que cuando falta la primera menstruación que avisa del feliz momento, ¡estamos embarazadas!, si no tenemos suficiente ácido fólico nuestro hijo nacerá con espina bífida, teniendo que ir en silla de ruedas toda su vida. Por lo que los expertos recomiendan tomar suplementos de esta vitamina en dosis de 400 microgramos al día durante al menos dos o tres meses antes de la gestación.

Así bien, cuidar la alimentación si vas a tener un bebé es muy importante. Si una mujer planifica el embarazo, por lo menos con tres meses de anticipación, podrá solucionar los problemas de peso y aumentar la ingesta de nutrientes importantes como el hierro, el calcio, el ácido fólico y las vitaminas, reduciendo los riesgos de malformaciones en el nuevo ser. De esta forma, llegarás a la gestación en un  estado óptimo.

 

Además de la alimentación, es importante estar en forma. Nacho Rubio te da algunos trucos para que lo hagas sin apenas darte cuenta.

El autor: Sara Martínez-Garrido

Sara es experta en educación nutricional con experiencia en medios de comunicación y profesora de cocina.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *