¿Cómo detectar los síntomas de la ansiedad?

síntomas de la ansiedad

Las personas nos sentimos nerviosas o ansiosas de vez en cuando que cobran mayor o menor importancia dependiendo de quien lo padece y de los síntomas que podamos llegar a sentir, pero ¿Cómo detectar los síntomas de la ansiedad?

Hechos como la pérdida de un trabajo, una separación o divorcio, la muerte de un familiar e incluso hablar en público, enfrentarte a tu jefe o tener una entrevista laboral pueden generar sentimientos y emociones que nos sobrepasan.

Hablamos de ansiedad cuando los síntomas, que a continuación detallamos, se convierten en un estado casi permanente y persisten más de los 6 meses. A veces la ansiedad es puntual y se presenta en forma de ataque de pánico, fobia o una angustia prolongada. En cualquiera de sus manifestaciones conviene poner atención, también puede sentarte bien practicar algunos ejercicios de respiración, hacer ejercicio ligero y por supuesto, acudir a un profesional si la situación persiste.

Estos son algunos de los síntomas de la ansiedad que te ayudarán a reconocerla:

  • El exceso de preocupación por un hecho o situación, durante días, semanas o meses llegándote a causar sufrimiento.
  • Sensación de nerviosismo, inquietud o impaciencia.
  • Cansancio o fatiga como sensación física habitual.
  • Sensación de ahogo o dificultad para respirar.
  • Dificultad para concentrarte.
  • Irritabilidad. Una de las principales causas de la ira es en realidad la tristeza. A veces también la irritabilidad viene del miedo.
  • Alteraciones del sueño, problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido, sensación de no haber descansado durante la noche, sueños agitados y pesadillas. Algunos consejos para dormir placidamente que te puede ayudar.
  • Dolor de pecho, causado por la propia tensión muscular, que también se da en mandíbulas, puños y en general en el cuerpo.
  • Debilidad en los brazos y hormigueo en las manos o los pies.
  • Temblor, dolores de cabeza, movimiento de las piernas o incapacidad para relajarse.
  • Sudoración, palpitaciones o taquicardia, mareos, hiperventilación (aumento del número de respiraciones por minuto), nudo en la garganta, sequedad de boca.
  • Problemas de estómago, indigestión, ardor de estómago, estreñimiento y diarrea.
  • Erupciones en la piel (manchas, erupciones) o pérdida de su color habitual (palidez).
  • Miedos irracionales y anticipación a cosas catastróficas que podrían suceder. El temor de perder el control o volverse loco.

La ansiedad, la preocupación o los síntomas físicos provocan un malestar significativo para la persona que los padece y también un deterioro en las relaciones familiares, sociales, laborales o de otras áreas importantes de su vida.

Si te sientes reconocido en alguno de estos síntomas de la ansiedad con relativa frecuencia, te recomendamos que acudas a algún profesional de la salud que pueda acompañarte en el tratamiento adecuado.

 

En algún momento de nuestra vida, todos sufrimos de estrés. Nacho Rubio te da unas claves que te ayudarán a combatirlo.

El autor: Esther Camuñas

Me apasionan las personas, descubrir lo que sienten, escuchar lo que piensan y observar cómo lo expresan y cómo se comunican. Más de 12 años acompañando a organizaciones y equipos en su proceso de crecimiento, y tratando de aportar mi experiencia en comunicación para ayudarles a sacar lo mejor de sí mismos, su esencia.

¡Sigueme en Twitter!