El poder de la visualización para la relajación

chica meditando en posición sentada

En un mundo en el que nos suele faltar tiempo para hacer lo que queremos, nos llenamos la agenda de actividades y los pensamientos cobran más protagonismo, la visualización es muy útil para ayudarnos a relajarnos y a hacer frente a las situaciones de estrés diario.

La visualización es una técnica que consiste en la construcción de imágenes mentales que te invitan a hacer un viaje hacia situaciones agradables que te provocan sensación de paz, seguridad y tranquilidad.

Aunque al principio puede parecer un recurso inútil puede llegar a convertirse en una gran herramienta para aliviar la ansiedad(enlazar al artículo sobre síntomas de ansiedad)o simplemente como forma de tomarte un descanso en tu actividad diaria.

¿Cómo puedes practicar la visualización?

  1. Escoge un espacio que te guste, acogedor y en calma donde practicar la visualización, cerrar los ojos y empezar la inmersión sensorial. Trata de que la temperatura de la habitación sea agradable, con una luz tenue y en silencio; si lo prefieres puedes poner una música de fondo relajante sin que interrumpa la práctica. El sonido del agua es muy relajante.
  1. Adopta una postura en la que te sientas cómodo. Te recomendamos estar sentado y con la espalda erguida, la llamada postura de meditación o fácil en la que tus isquiones están bien apoyados sobre un cojín y la coronilla hacia el cielo. Si realizas la visualización tumbado es más fácil que te duermas; si es tu finalidad puedes hacerlo tranquilamente.
  1. Tómate el tiempo que necesites. Puedes empezar haciendo visualizaciones de 30 minutos e ir alargándolas, pero lo más importante es que no tengas prisa en acabar. Si tienes algo urgente que hacer después, ¡déjalo para otro momento!
  1. Empieza sintiendo el cuerpo y tratando de relajar tus músculos. Poner atención a la respiración puede ayudarte a dejar los pensamientos del pasado o el futuro, tratando de ir al momento presente.
  1. Despierta todos tus sentidos. El contacto con las sensaciones corporales te ayudará a abrir los sentidos. Hacerte preguntas sobre el olor de ese lugar, los sonidos, los sabores y las texturas de aquello que pisas o tocas, harán que te conectes más con la sensación de calma y que el ruido mental vaya atenuándose.
  1. Atrae imágenes a tu mente: elige el lugar tranquilo y seguro al que desees viajar con tu imaginación. Pueden ser lugares que reconoces o que creas en tu mente. Por ejemplo, piensa en una playa que te guste o a la que nunca hayas ido, conecta con el sonido de las olas, el calor del sol en tu piel, la sensación de la arena en tus pies.
  2. Sigue dando rienda suelta a tu imaginacióna través de preguntas que te ayudarán a visualizar el escenario: ¿dónde estás? ¿es de día o de noche? ¿hace frío? ¿estás tumbado o recién bañado? ¿qué ropa llevas? ¿con quién estás? ¿cómo te relacionas con esas personas? ¿qué haces? ¿qué sientes? ¿qué dices?

Al principio probablemente aparecerán algunos pensamientos estresantes pero con la práctica diaria podrás hacer que vayan disminuyendo y cobren menos relevancia. Concentrarte en la respiración te ayudará a limpiar la mente. Para que la visualización tenga efecto es necesario dar continuidad a la práctica. Se trata de un método de entrenamiento mental que si se usa de forma correcta y regular puede generar una gran transformación. Obtendrás los beneficios deseados (relajación, reducción de la tensión muscular, alivio de dolores e insomnio, concentración y expansión de la creatividad, etc. ) si te comprometes y le dedicas tiempo.

 

 

Si te encuentras en una época de mayor estrés, atento a estos consejos que te da Nacho Rubio que te ayudarán a combatirlo.

El autor: Esther Camuñas

Me apasionan las personas, descubrir lo que sienten, escuchar lo que piensan y observar cómo lo expresan y cómo se comunican. Más de 12 años acompañando a organizaciones y equipos en su proceso de crecimiento, y tratando de aportar mi experiencia en comunicación para ayudarles a sacar lo mejor de sí mismos, su esencia.

¡Sigueme en Twitter!

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *