Las 10 cosas que te ayudarán a desconectar

pareja paseando con el perro por el campo

A veces nuestro nivel de actividad diario es tan alto que cuando queremos desconectar resulta verdaderamente difícil llegar a hacerlo.Estamos inmersos en hábitos tan marcados que la desconexión implica dejar de hacer muchas de las rutinas diarias: mirar el móvil, hablar de trabajo, visitar las redes sociales, encender la radio al despertar, ir de compras los viernes, etc.

Incluso cuando nos vamos de vacaciones, no podemos desconectar de la vida diaria y en ocasiones sucede que si el periodo de descanso es largo aparecen las enfermedades que nos impiden disfrutar de este momento de ocio.

Por ello es importante descansar y desconectar de vez en cuando antes de que aparezcan los síntomas de ansiedad y el estrés. Desconectar física y mentalmente para renovar nuestra energía, sentirnos más creativos, ilusionados y motivados.

En este artículo, te proponemos 10 cosas que te ayudarán a desconectar y que podrás practicar durante la semana.

  1. Ve a dar un paseo y no mires el reloj durante una hora. Si es posible hazlo en contacto con la naturaleza, por la playa o la montaña; también es una opción caminar en la ciudad o por el parque.
  2. Establece unas horas para usar el móvil y el ordenador. Evita las distracciones continuas de whatsapp, mensajes, emails y llamadas. ¡¡Nada es más importante que tú!!
  3. No comas frente a la televisión o el ordenador. El tiempo de la comida o la cena puede ser un momento de descanso y de estar atento a los sabores, el olor de la comida.
  4. Baila o canta tus canciones favoritas. Te permitirá liberar tensión y te conectará con la alegría.
  5. Tómate un rato para estar en silencio y hacer algunos ejercicios de relajación o respiración. Con 10 minutos es suficiente para desconectar y que tu estado de ánimo cambie.
  6. Haz un hueco a tu hobby. Piensa en aquello que te gusta y dedícale 30 minutos al día o a la semana. Seguro que puedes quitarte de otras tareas insignificantes que roban tu tiempo de disfrutar.
  7. Duerme la siesta o acuéstate temprano algún día. Respeta tus momentos de descanso y duerme las horas que necesites. Algunos consejos para dormir plácidamente.
  8. Tiempo para trabajar, tiempo para descansar, tiempo para disfrutar. “Cuando estés trabajando, trabaja…cuando estés descansando…descansa”. Estar en varias cosas a la vez puede generar mucha inquietud y hará que siempre estés conectado a una tarea.
  1. Haz algo diferente solo o en compañía. Algo que te sorprenda y sea nuevo: ir a una exposición, una conferencia, al teatro, al cine, a montar a caballo, en bici o en patines, una sesión de risoterapia o una clase de desarrollo personal y conciencia corporal.
  2. Llama a amigos y familiares con los que te apetezca charlar, tomar un café o dar un paseo. Estar con las personas que queremos y escucharles nos ayuda a desconectar de nosotros mismos y nuestro ruido mental.

Siempre que puedas, busca momentos para divertirte, hacer deporte, reír y pasarlo bien, pues te ayudarán a desconectar de las preocupaciones y la rutina diaria. Aprende a ser flexible, espontáneo y arriesgar con cosas que quizá nunca te plantearías.

 

 

 

Si eres de los que pospone el despertador una y otra vez a la hora de levantarse, ¡cuidado! Estás cometiendo un gran error… Nacho Rubio te lo explica.

 

El autor: Esther Camuñas

Me apasionan las personas, descubrir lo que sienten, escuchar lo que piensan y observar cómo lo expresan y cómo se comunican. Más de 12 años acompañando a organizaciones y equipos en su proceso de crecimiento, y tratando de aportar mi experiencia en comunicación para ayudarles a sacar lo mejor de sí mismos, su esencia.

¡Sigueme en Twitter!

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *