Recupera la forma tras la Navidad

zapatillas deportivas, ipod y pesas

Y pasaron las Navidades. Reconócelo, necesitabas un descanso. Es una época con encanto, sí. Las luces, los regalos, las caras de los niños… Pero también de comilonas, una detrás de otra. Amigos, familiares, compañeros de trabajo, reencuentros con compañeros de clases… Al final uno tiene la agenda llena de COMIDA, CENA, COMIDA, CENA, COMIDA, CENA como si trabajaras en la Guía Michelin. Y sí, llegados a este momento el michelín aparece. Ese que hace que el cinturón retroceda un agujero y que los botones nos aprieten como si fuera una camisa de fuerza.

Pero no pasa nada, es algo habitual. Te pasa a ti, a mi y al vecino de arriba. De nada sirven a estas horas los consejos para no pasarse con la dieta. Ya está. Ahora lo importante es ponerse las pilas y volver a entrenar. Como siempre, hay que hacerlo con cabeza, por lo que te recomendamos que leas estos consejos:

  1. Date tiempo. Los excesos de varias semanas no se van a ir en tres días. El cuerpo necesita un tiempo para perder todo lo que hemos comido y bebido en estas fechas. La famosa cuesta de enero también es esta. Así que no te agobies.
  1. Poco a poco. Esos kilos que no se van a ir en dos días también te van a hacer correr más lento, saltar menos y que te canses más. No te compares con tu “yo” del 1 de diciembre. Tampoco vas a empezar de cero, pero sí tendrás que hacer una mini pretemporada.
  1. Escucha tu cuerpo. En línea con los puntos 1 y 2, es bastante probable que nuestras ganas de recuperar la forma lo antes posible nos lleven a hacer alguna burrada: entrenar todos los días sin descanso, doblar entrenamientos, hacer mucho más de lo que hacíamos antes… Y esto al final puede provocarnos lesiones. Y las lesiones nos harán parar y perder mucho más de lo que perdimos durante las navidades.
  1. Aumenta el aeróbico suave. En estos momentos lo mejor para perder peso, sin riesgos, es que dediquemos mucho más tiempo al aérobico de lo que solemos hacer. Sin exageraciones, pero si antes hacíamos unos 20-30 minutos al día, ahora podemos hacer en torno a los 35-40. Si no lo hacemos todos los días que entrenamos, podemos mantener los tiempos y subir los días. Nos ayudará a quemar grasas, a entonar nuestros músculos, a recuperar sensaciones, bajar pulsaciones e ir ganando fondo.
  1. Sudar no adelgaza, aunque siempre se relacione. Así que no cometas alguna locura de entrenar con abrigo o ponerte una faja de plástico sólo para sudar. Eso no quiere decir que sudar no tenga ventajas, por lo que te recomendamos que pruebes con la sauna, en sesiones de 5-10 minutos si no estás acostumbrado. Y no más de 15 minutos si eres habitual. ¡Y recuerda hidratarte bien siempre después!
  1. Planea tu año. Aunque las navidades nos dejen un poco tocados, el comienzo del año siempre nos ayuda a motivarnos. Es un gran momento para planear nuestros objetivos, ponerles fecha y enfocar estas primera semanas

En resumen, paciencia y planificación. Tenemos un año 2016 por delante en el que vamos a poder hacer mucho mucho deporte, mejorar nuestra salud y pasarlo muy bien. No te agobies, no tengas prisa. Disfruta. ¡A entrenar!

 

 

¿Sabías por qué tenemos pereza a la hora de hacer deporte? Nacho Rubio te lo cuenta.

El autor: Antonio Cartier

Antonio no concibe la vida sin deporte. Es una parte de su forma de ser y de entender la vida. Y, aunque nunca ha sido especialmente bueno en ninguno, ha disfrutado jugando al fútbol, ha aprendido los conceptos básicos del Judo, ha alcanzado el cinturón negro de Kárate por la escuela Wado Ryu, ha corrido un maratón y hasta se ha atrevido con un triatlón distancia Medio Ironman.

¡Sigueme en Twitter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *