Qué comer antes, durante y después de entrenar

Somos lo que comemos. O eso dicen. Y en gran medida es verdad. De lo que nuestro cuerpo ingiera dependerá nuestra energía, nuestra salud, nuestro peso y hasta la facilidad para conciliar el sueño.

Pero no se trata sólo de qué comemos sino también de cuándo lo comemos. Por ejemplo, en Alimentación Sana tienes, entre otros muchos consejos, unos truquillos para la hora de la cena.

¿Y qué pasa cuando hacemos deporte? Pues que, otra vez, no sólo importa el qué comemos sino también el cuándo. Por eso hoy te damos unos consejos para saber qué tomar antes, durante y después de tu entrenamiento.

Antes de entrenar:

  1. Hidrátate. No se trata de beber agua como un loco, pero sí de estar seguro de que hemos tomado suficiente líquido para que nuestro cuerpo no sufra. Podemos hidratarnos con agua, zumos o con frutas (especialmente las que son tipo sandía o melón).
    Es especialmente importante esto en verano o cuando vamos a realizar deporte en un sitio cerrado.
  1. Come algo. Igualmente, si comemos como si el mundo se fuera a acabar no podremos movernos del sofá, mucho menos entrenar. Pero es recomendable que hayamos comido algo y con la suficiente antelación para que nuestro organismo lo haya digerido.
    “Pero yo he leído que entrenar en ayunas adelgaza”. Sí. Y yo mismo lo he hecho muchas veces. Pero entrenar en ayunas requiere un conocimiento más avanzado de nuestro cuerpo, una planificación de nuestro entrenamiento (no se puede entrenar en ayunas hagamos lo que hagamos) y con unos objetivos concretos. Así que si no sabes por qué y para qué entrenar en ayunas, no lo hagas.
  1. “A mí me va bien así”. Entonces, sigue así. Cada cuerpo es un mundo y no a todo el mundo le sientan bien las mismas cosas. Yo tengo la fortuna de tener un estómago duro y puedo comer antes un café y unas galletas o un sandwich y un refresco o un plato de pasta… Pero conozco gente que con determinadas comidas no puede entrenar después. Mucho ojo con el café, por ejemplo.
    Así que si con lo que comes ahora antes de entrenar no tienes molestias, no tienes que cambiar nada.

Entrenando:

  1. Hidrátate. Sí. Soy muy pesado con esto, pero es que es muy importante. Debes beber antes de tener sed. No es necesario, como se decía hasta hace no mucho, que sean sorbitos pequeños, pero sí es mejor dar más tragos con cierta frecuencia que no acabar con la botella en dos golpes. Yo prefiero beber agua durante el entrenamiento, pero es cierto que si va a ser largo podemos apostar por una bebida isotónica para aportar sales minerales. Mucho cuidado con las “bebidas para deportistas” que suelen llevar un alto contenido en azúcares. No es que sean malas, pero debemos tener en cuenta su composición.
  1. Comer: ¿Sí o no? Sí, Nadal come plátanos durante sus partidos. Y los ciclistas se atiborran a barritas energéticas pero ¿tú vas a exigir tanto a tu cuerpo y durante tanto tiempo? Seguramente no, así que descarta comer. Si aun así crees que te vendría bien (por ejemplo, porque sales con la bici más de 3 horas) ten en cuenta que este tipo de productos puede provocar, en ciertos estómagos, molestias. Lo mejor es que los pruebes en entrenamientos (¡nunca en competición!) y siempre cerca de casa (o de un baño familiar, al menos).

Después de entrenar:

  1. ¿Adivinas qué? Exacto: Hidrátate.
  1. Aporta sales: Como hemos visto podemos aportarlas con algunas bebidas, pero una forma fácil y rica es con un puñadito de frutos secos. Ojo, un puñadito, no comernos una bolsa entera. Mi pasión por los pistachos sabe de lo que hablo…
  1. Proteínas: Ayudarán a tus músculos a recuperarse. No es necesario que sólo comamos proteínas (no pienses en un filete de pollo y ya), podemos combinar con otros alimentos. Dependiendo del momento en que entrenamos (y de nuestra dieta, en general) podemos optar por tomar un sandwich, un plato de pasta con atún o incorporar las proteínas en una ensalada.

Intenta incorporar estos hábitos en tu día a día y poco a poco verás cómo tu rendimiento es mejor, cómo te sientes más fuerte, más rápido y más feliz.

A entrenar ¡y a comer!

 

Si quieres saber cual es el mejor momento del día para entrenar, ¡Nacho Rubio te lo cuenta!

El autor: Antonio Cartier

Antonio no concibe la vida sin deporte. Es una parte de su forma de ser y de entender la vida. Y, aunque nunca ha sido especialmente bueno en ninguno, ha disfrutado jugando al fútbol, ha aprendido los conceptos básicos del Judo, ha alcanzado el cinturón negro de Kárate por la escuela Wado Ryu, ha corrido un maratón y hasta se ha atrevido con un triatlón distancia Medio Ironman.

¡Sigueme en Twitter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *