Trucos para niños que no comen bien

madre dando de comer a su hija que no quiere comerse la ensalada

La televisión, los carteles publicitarios, las revistas o cualquier medio de comunicación tiene su parte positiva y su parte negativa. Esto lo sabe una persona adulta pero un niño no, y es cuando puede resultar un problema.

El exceso de información y de alimentos puede distorsionar la realidad de nuestros pequeños y crear falsos mitos que no corresponden con la realidad.

Hemos pasado de las espinacas de Popeye a que los superhéroes consuman hamburguesas y patatas fritas casi a diario. Esto no significa que consumir hamburguesas sea malo, pero cuando tu alimentación se basa solo en refrescos, hamburguesas, pizzas y patatas fritas… hay algo que falla.

Con estos consejos podemos educar (siempre desde pequeños) a los niños de una forma divertida y entretenida:

  • Hazles creer que comer es divertido, sin olvidar que con la comida no se juega (tirarla y estropearla, quiero decir), sólo en la cocina.
  • Involúcrales en la cocina. Ponle un delantal a tu hijo y que sea tu pinche de cocina, siempre con mucho cuidado eso sí. Enséñale los distintos utensilios de cocina y las diferentes formas de cocinado.
  • En la cocina sí pueden jugar mientras cocinas. Que se manchen de harina, que batan un huevo, que laven las verduras o que expriman una naranja.
  • Platos muy vistosos y coloridos para que les resulte apetecible comerlos. Por ejemplo, un melocotón con nata como si fuese un huevo frito o una manzana cortada en tiras simulando unas patatas fritas, de esta manera se divertirán mientras lo hacen y lo comen.
  • No castigarles con la comida. El refrán “si no te lo comes, lo cenas” no funciona del todo. No tenemos que imponer ni ser autoritarios, simplemente enseñarles y que comprendan porqué tienen que consumirlo.
  • Si algún plato no les gusta, lo podemos cocinar de diferentes maneras e incluso enmascarar con alguna guarnición o simplemente poniéndolo con una presentación diferente.
  • Cuando coman, tienen que centrarse en la comida y no distraerse con factores externos como videojuegos o algún programa de televisión. Les tenemos que enseñar que es bueno hablar y contarse cosas durante la comida.

Con estos pequeños detalles ayudaremos, enseñaremos y educaremos a nuestros hijos en una buena alimentación. El consejo es que cuanto antes empiecen a comer todo tipo de alimentos mejor, y siempre que vean el ejemplo en nosotros. Que vean que tomar unas judías verdes con patatas es normal, ellos lo copiarán, ¡así funcionan los niños!

 

 

Si te cuesta que tus hijos coman pescado, sigue estos consejos de Nacho Rubio.

El autor: Guillermo V. Rodriguez

Guillermo es nutricionista y Personal Eating Trainer. Es un comunicador nutricional que pretende transmitir unos hábitos saludables combinando Nutrición y Gastronomía ya que Comiendo Se Entiende La Gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *