6 consejos para calmar la ansiedad al comer

La ansiedad por comer es uno de los principales problemas ante la obesidad. Cuando una persona tiene ansiedad lo primero que hay que erradicar, desde mi punto de vista, son esas ansias por comer sin parar, es lo que yo denomino, “hambre emocional”.

¿En qué consiste? Simplemente en comer por comer, en comer sin llegarnos a saciar, en comer por aburrimiento. Y lo notamos cuando tenemos hambre y es hambre por un alimento en concreto, como puede ser chocolate, jamón o patatas fritas. Si tuviésemos hambre de verdad, comeríamos cualquier tipo de alimento, pero el “hambre emocional” lo que nos hace es querer comer un alimento en concreto, además suelen ser muy sabrosos, grasos, y apetecibles. Rara vez nos entra ansiedad por comer una manzana.

Os cuento algunos consejos que puedo daros ante la ansiedad al comer:

  1. Comer 5 veces al día. De esta manera educaremos a nuestro estómago a unos horarios que no debes saltarte. Al principio puede costar un poco porque a media mañana y media tarde no tengas mucho hambre, pero todo es cuestión de practicar. De esta manera no tendrás tanto hambre en la comida o la cena.
  1. Bebe un buen vaso de agua antes de cometer el crimen, es decir, antes de visitar la nevera e hincarle el diente a un alimentos en concreto
  1. También es conveniente beber muchos líquidos (agua, tés, infusiones, caldos) durante todo el día para tener el estómago “saciado” y no vacío.
  1. Tener la mente ocupada. Así evitaremos pensar en la galleta que nos apetece o en el chorizo que nos encantaría comer.
  1. Salir a hacer ejercicio. Y no sólo por la ansiedad, sino porque es necesario, pero al no estar en casa no hay peligro. ¿Cuándo es el momento del día que más ansiedad por comer hay? Tarde/noche, que es cuando volvemos de trabajar y estamos relajados.
  1. Eliminar los caprichos. No teniéndolos en casa, evitaremos comerlos. No compres esa tableta de chocolate o esas patatas fritas si no vas a ser capaz de abrir la bolsa y comer solo algunas.

Con estos consejos, y haciendo un buen desayuno por la mañana, tendremos al estómago más que satisfecho como para que tenga que alterarlo el cerebro con sus impulsos por comer ciertos alimentos. ¿Ante la duda?, sal a la calle a pasear.

 

 

 

Es posible comer menos gracias a las ilusiones ópticas, Nacho Rubio te lo explica en este vídeo.

El autor: Guillermo V. Rodriguez

Guillermo es nutricionista y Personal Eating Trainer. Es un comunicador nutricional que pretende transmitir unos hábitos saludables combinando Nutrición y Gastronomía ya que Comiendo Se Entiende La Gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *