5 consejos para evitar digestiones pesadas y sentirte ligero

Woman Has Stomach Ache Sitting on Bench at Park

Una digestión pesada y lenta puede resultar muy incómoda, estamos durante todo el día procesando aquello que hemos comido y tanto nos cuesta digerir, creando una pesadez insoportable. Y si esto nos ocurre de noche y en la cama, puede resultar aun mucho peor.

Para ello existen algunos trucos que podemos llevar a cabo y a los que debemos hacer caso para evitar esa sensación. Muchas veces forzamos nuestro organismo y lo sobrecargamos y esto no resulta nada bueno. A continuación te daré 5 consejos que te ayudarán a sobrellevar esas malas digestiones:

  1. Bebe agua. Puede parecer un remedio que sirve para todo, pero es cierto que el agua en el caso de digestiones resulta fundamental. Beber agua suficiente, entre otras cosas, nos ayuda a la formación del bolo digestivo y en cierta manera a que la comida “pase” a través de nuestro aparato digestivo con menor dificultad.
  1. Toma infusión después de comer. Las infusiones y manzanillas son bastante aconsejables después de una comida copiosa. Una de las mejores infusiones para estos casos, la cual yo recomiendo siempre a mis pacientes, es la infusión de menta piperita, una planta que nos ayuda en las digestiones, controla el apetito y evita los gases. A nivel intestinal tiene muchos beneficios.
  1. Evita las prisas, comer rápido no resulta nada bueno. En primer lugar, porque no masticamos lo suficiente el alimento y siempre se recomienda que lo hagamos una media de 13 veces (según el alimento). Y en segundo lugar, porque tragamos más aire, lo que nos provocará gases intestinales que son incómodos y muy malos para nuestro tránsito intestinal. Tenemos que comer sentados y despacio, masticar y disfrutar de la comida.
  1. No a la posición horizontal. Después de comer o cenar, debemos evitar ponernos en horizontal, es decir, tumbarnos en el sofá porque lo que haremos será provocar un reflujo o posibles problemas de hernias de hiato en el futuro. En horizontal la digestión es mucho más lenta. Después de cenar es conveniente que pasen al menos 2 horas hasta irnos a la cama, sino estaremos toda la noche haciendo la digestión.
  1. Evita alimentos pesados. Comer fritos, como unas croquetas por ejemplo, de vez en cuando es algo inevitable pero debemos controlarnos. Los productos procesados, fritos, rebozados, empanados… tienen una digestión más difícil que los alimentos con cocinados más ligeros. Por ello es importante no tomarlos a última hora del día, debemos evitar este tipo de alimentos por la noche.

Así que si tienes problemas con las digestiones pesadas, ya sabes, sigue estos consejos y verás que te ayudarán mucho para no sentirte mal después de las comidas.

 

 

 

¿Sabías qué es posible controlar tu peso mientras duermes? Nacho Rubio te lo explica en este vídeo.

El autor: Guillermo V. Rodriguez

Guillermo es nutricionista y Personal Eating Trainer. Es un comunicador nutricional que pretende transmitir unos hábitos saludables combinando Nutrición y Gastronomía ya que Comiendo Se Entiende La Gente.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *