10 trucos para entrenar sin tiempo

Vamos corriendo de un sitio a otro. El trabajo, los atascos, la casa, los amigos, la compra, los niños, los perros, la familia… no paramos. Y aunque lo ideal sería poder organizarnos y tener nuestro tiempo de relax y de entrenamiento bien organizado sabemos perfectamente que no siempre es posible. Ante eso la mayoría de la gente (¡yo el primero!) cae en la tentación de dejar de entrenar.

Y como sabemos que esa no es la respuesta que nuestro cuerpo se merece, vamos a ver unos truquillos y ejercicios para sacar tiempo de donde no lo hay y mover más nuestro cuerpo.

  1. Anda más. Es un clásico, pero a veces es bueno recordarlo. Bajarnos antes del metro/bus o aparcar antes de llegar a nuestro destino. También podemos pensar en dejar de ir a hacer la compra en coche (algo cada vez más habitual, desgraciadamente) e incluso hacer pequeñas compras todos los días en lugar de hacer 2 o 3 a la semana.
  1. Incluso en el trabajo. En lugar de llamar a ese compañero por teléfono o mandarle un email, levántate hasta su mesa y háblalo en persona. Esos “pequeños paseos” también son importantes.
  1. Cámbiate a la bici. Por supuesto, dependerá de tus rutinas, distancias, si tienes la opción de dejar la bici en algún sitio… pero cada vez más gente se está animando a ir al trabajo, día a día, en bici. Así, desplazamiento y entrenamiento es todo uno. Además, es muy probable que compruebes que no tardas tanto como pensabas.
  1. Vuelve corriendo. Esta opción es verdad que es más complicada, pero si tu estado físico es bueno y no vives demasiado lejos de tu trabajo, plantéate la opción de volver a casa corriendo. Simplemente hay que llevarse la ropa de deporte en una mochila por la mañana. ¿Te parece raro? Conozco a más de uno que se ha preparado un maratón así, sin robar tiempo a su vida familiar.
  1. Otra versión, si no estamos en tan buena forma, es volver andando a casa. A veces, entre atascos y demás, tardamos casi lo mismo. Y podemos aprovechar para hacer recados.
  1. En casa, en el trabajo, en el metro, de compras… ¿Cuántas escaleras subimos cada día? Si cada vez que vemos una escaleras las usamos estaremos aportando un ejercicio extra a nuestro día a día.
  1. Juega con los pequeños. ¿Tienes hijos, sobrinos o vecinos pequeños a tu alrededor? Juega con ellos. Ellos nunca paran. Únete a ellos, corre, salta, súbeles al columpio, juega al pilla pilla… ¿te crees que eso no es una forma de entrenar? No hay mejor gimnasio. Y ellos, seguro, te lo agradecerán.
  1. Y si tienes perro… ¿por qué no salir a correr con él? Hay que tener algunas precauciones (otro día profundizaremos en esto) según su edad, estado físico, raza… Además, debemos usar un arnés que no le haga daño, y acostumbrarle a que se lo tome como un juego. Si te interesa, busca información sobre Canicross.
  1. Aprovecha a entrenar en casa. No siempre tenemos tiempo para hacer la mochila, cambiarnos, ir hasta el gimnasio… entrenando en casa optimizamos mucho mejor los tiempos.
  1. Usa la hora de la comida para entrenar. Si eres de esos que tiene más de 1 hora para comer, puedes aprovechar para salir a correr, buscar una piscina cercana, un gimnasio… o simplemente darte un buen paseo antes de volver al trabajo.

 

En definitiva, lo que tenemos que cambiar es nuestra actitud y pensar en que cualquier momento podemos poner nuestro cuerpo en movimiento. Y que todo siempre suma.

 

 

 

 

También para personas sin tiempo son estos consejos de Nacho Rubio con los que te pondrás en forma si apenas darte cuenta. 

El autor: Antonio Cartier

Antonio no concibe la vida sin deporte. Es una parte de su forma de ser y de entender la vida. Y, aunque nunca ha sido especialmente bueno en ninguno, ha disfrutado jugando al fútbol, ha aprendido los conceptos básicos del Judo, ha alcanzado el cinturón negro de Kárate por la escuela Wado Ryu, ha corrido un maratón y hasta se ha atrevido con un triatlón distancia Medio Ironman.

¡Sigueme en Twitter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *