Pescados y mariscos de España

En España tenemos la gran suerte de estar rodeados por mar prácticamente por todos los lados, y no sólo de mar, sino la afluencia de ríos que bañan muchas ciudades, hacen que los pescados y mariscos sean de los alimentos más habituales en las mesas españolas.

Consumimos pescados de mar, de río, pescados grasos y pescados blancos, crustáceos, pescados de piscifactorías, moluscos… la variedad es muy amplia y eso se nota en los datos ya que somos el país de Europa donde más pescado se consume. Consumimos todo tipo de productos pesqueros y sabemos que, en general, son muy beneficiosos para la salud.

Los pescados grasos o azules son ricos en ácidos grasos y eso nos hace tener el colesterol en orden gracias a los omega 3, incluso a combatir enfermedades cardiovasculares. Su consumo aumenta la cantidad de minerales (gracias al calcio mantenemos una buena estructura ósea) y de vitaminas liposolubles, fundamentales a nivel vascular. Los pescados grasos proceden tanto del mar como del río y en España encontramos una amplia variedad:

  • Atún: Aparte de su gran contenido en proteínas de alto valor biológico, este pescado graso destaca del resto por su cantidad de selenio y magnesio que nos ayudan a cuidar el corazón.
  • Trucha: La podemos encontrar en ríos y aguas dulces. También contiene proteínas y quizás es más bajo en grasa que el resto, pero sí aporta una buena cantidad tanto de fósforo como de potasio tan importante para el sistema nervioso y muscular.
  • Sardina: Con este pescado debemos tener cuidado ya que según la forma de cocinado (se suele hacer mucho frito), podemos multiplicar por 2 las calorías del mismo. Es un pescado graso muy consumido en España que contiene hierro, calcio y vitaminas del grupo B.

En cuanto a los pescados mixtos y pescados blancos, contienen mucha menos grasa respecto a los azules. Contienen menos calorías que los azules por ser bajos en grasas, pero aun así mantienen una buena proporción de minerales como el hierro, yodo, magnesio, calcio… principalmente los podemos encontrar en los mares que bañan la costa. Entre los más habituales y consumidos tenemos:

  • Lenguado: Pescado de fácil digestión y alto en magnesio lo que permite un refuerzo a nivel de huesos y dientes.
  • Merluza: Pescado magro bajo en calorías y en grasas. Podemos destacar su contenido en minerales como el zinc y vitaminas como la B9 tan importante durante el embarazo.

No podemos dejar de lado el marisco en general. Quizás aquí en España tenemos una de las mayores variedades en marisco del mundo con una amplia gama y esto es debido a los diferentes mares que bañan la península. Este alimento no suele ser muy calórico y aporta buenos minerales.

  • Crustáceos: Desde una cigala a un cangrejo, pasando por unos percebes. Los crustáceos se usan bastante en dietas de pérdida de peso porque ayudan a controlarlo, también previenen enfermedades cardiovasculares, y más en detalle, se ha asociado con el funcionamiento de la retina e incluso se considera “estimulante” de la actividad cerebral.
  • Moluscos: El pulpo, los mejillones, berberechos… nos aportan los aminoácidos esenciales gracias a las proteínas que contienen. Sorprendente el alto contenido en hierro, incluso más que algunas carnes rojas

 

En definitiva, en España tenemos una gran variedad de pescados y mariscos y cada uno de ellos nos aporta unos beneficios por lo que es muy importante tenerlos en cuenta en nuestra dieta.

 

El autor: Ángel León

Ángel León es un prestigioso cocinero español. Jefe de cocina del restaurante Aponiente, ubicado en El Puerto de Santa María, que cuenta con dos estrellas Michelin y tres Soles Repsol. Se ha dado a conocer en el mundo gastronómico español gracias a un estilo centrado en productos marinos que le ha valido el sobrenombre de "El Chef del Mar".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *