5 claves para llevarte bien contigo mismo

Probablemente habrás escuchado y en alguna ocasión pronunciado, “yo soy mi peor enemigo” y así es, a veces nos tratamos mal, nos juzgamos y castigamos. En definitiva, nos exigimos hacer las cosas de otro modo, sentir y pensar de otra forma que suele ir en contra de nosotros.

Normalmente gastamos mucha energía en una lucha interna que nos provoca malestar, insatisfacción, frustración y a veces puede llegar a provocarnos ansiedad y bajar nuestra autoestima.

Desde que nacemos buscamos cumplir las expectativas, los sueños, las normas y los planes que transmiten nuestros padres u otros referentes (maestros, abuelos, hermanos, tíos…). Somos capaces de hacer cualquier sacrificio para sentirnos amados y aceptados. Y como lo aprendemos de pequeños, seguimos repitiendo los patrones siendo adultos y seguimos sintiéndonos frustrados y encontrándonos mal. Entonces es el momento de empezar a llevarte bien contigo mismo y considerar lo valioso que hay en ti. Estas son solo algunas claves que pueden ayudarte a conseguirlo.

  1. Vive el presente: solo existe el aquí y el ahora. Vivimos permanentemente entre el pasado (torturándonos entre lo que deberíamos haber hecho) y el futuro (viviendo en función de algo imaginario e irreal), pero ambos pensamientos no sirven de nada. Aunque pueda resultar difícil, trata de conquistar una actitud meditativa y observar tus pensamientos cuando se van a un sitio u otro. Quédate con el momento presente porque es lo único real, saboréalo, siéntelo aunque sea un momento que te disguste y reconoce que es lo mejor que te puede estar pasando. ¡Y tú estás haciendo lo mejor que puedes y sabes!
  1. Mírate con amabilidad. Escucha esa voz interna que te critica o te dice cómo tendrías que ser o actuar. Dedica un rato a mirar esas partes de ti que no te gustan y aquellos adjetivos que tus seres queridos te han atribuido. Cuando los tengas, busca sus opuestos y reconoce también esos valores y cualidades positivas que hay en ti. Pregunta a tu pareja, amigos, familiares y compañeros de trabajo por esos rasgos que te identifican. ¡seguro que te sorprendes!
  1. Escucha tus necesidades y párate a sentir lo que quieres. Es el momento de estar contigo y no depender de la aprobación externa, las opiniones y los deseos de los demás. Cuando alguien te proponga algo, tómate un tiempo para sentir lo que quieres y no hagas lo que se supone que “tendrías que” o “deberías hacer”. Aprender a decir no es un primer paso para estar contigo mismo y ya verás como las consecuencias no van a ser tan graves.
  1. Evita las comparaciones. Una forma de generarnos malestar es compararnos con aquellas personas que son o tienen lo que deseamos. Normalmente tendemos a idealizar a esas personas y no ver toda su realidad. Empieza por ampliar la visión sobre ti, lo que sí tienes y lo que sí eres; mira a tu alrededor y fíjate no solo en lo que posees sino en las personas que te rodean, quienes te apoyan y quieren. ¡Empieza a dar gracias por ello!
  1. Descubre qué es lo más importante para ti. Busca un lugar en el que estar tranquilo, cierra los ojos y visualiza que avanzas al futuro y cada vez tienes más años, hasta llegar al día de tu muerte. En este camino hacia tu vejez revisa cómo ha sido tu vida y qué te diría tu yo viejito. Mira a ver si estás contento de lo que has vivido y qué cosas han dado sentido a tu vida. Es un buen ejercicio escribir aquello que te dijo tu viejita para recordarlo y tener presente los valores con los que quieres vivir tu día a día.

Si quieres llevarte bien contigo mismo, no olvides estas claves que te ayudarán a aceptarte tal y como eres. Recuerda que como tú solo hay uno en el mundo y que reconociendo tus errores cometidos hasta ahora puedes perdonarte y generar un cambio.

 

 

 

Hygge parece ser el secreto danés para la felicidad. Pero si todavía no sabes lo qué es, Nacho Rubio te lo cuenta.

El autor: Esther Camuñas

Me apasionan las personas, descubrir lo que sienten, escuchar lo que piensan y observar cómo lo expresan y cómo se comunican. Más de 12 años acompañando a organizaciones y equipos en su proceso de crecimiento, y tratando de aportar mi experiencia en comunicación para ayudarles a sacar lo mejor de sí mismos, su esencia.

¡Sigueme en Twitter!

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *