La felicidad en el plato

¿Sabías que algunos alimentos podrían ayudarte a combatir la tristeza y los estados de ánimos bajos? Te los descubrimos.

Además de la caída de las hojas, el otoño nos trae menos horas de luz solar, más lluvias y tiempo inestable, descenso de las temperaturas y, para algunas personas más sensibles, un estado de melancolía y tristeza.

La serotonina, la oxitocina y las endorfinas son hormonas que estimulan los centros de la felicidad y bienestar del cerebro. Estos neurotransmisores calmantes también son responsables de un sueño reparador y actúan como analgésicos naturales.

 

Triptófano, el ingrediente secreto

Se ha demostrado que la falta de serotonina está asociada a depresión, angustia, tristeza y ansiedad. Aunque el cuerpo produce estas hormonas de forma natural, ciertos nutrientes abundantes en algunos alimentos podrían estimular la producción de estas sustancias que activan partes del cerebro relacionadas con la felicidad. Una de estas sustancias clave es el triptófano, un aminoácido esencial presente en diversos alimentos que utiliza nuestro cuerpo para producir niacina y serotonina. ¿Y de qué alimentos se trata?

Los frutos secos (nueces), las semillas (calabaza, sésamo), las carnes magras, (pollo y especialmente el pavo), el queso, la leche, el pescado, el tofu, la soja y las legumbres son los alimentos más ricos en triptófano. ¡Ah, y el chocolate! Este alimento de los dioses además de estar delicioso, gracias a su combinación de azúcar y manteca de cacao ayuda al cuerpo a absorber el triptófano.

Para que el organismo pueda utilizar el triptófano es necesario que esté combinado con hidratos de carbono. De hecho, existen indicios cada vez más fundados de que la ingestión de hidratos de carbono, pero con pocas proteínas, levantan el ánimo y aumentan la tranquilidad y la somnolencia. Se cree que la insulina que se libera al ingerir hidratos de carbono aumenta la cantidad de serotonina en el cerebro, responsable de un estado de ánimo estable.

Además los científicos han comprobado que comer siempre a las mismas horas y en cantidades similares ayuda a regular la cantidad de endorfinas, los ritmos biológicos y las oscilaciones de la melatonina.

 

Otros alimentos para ser feliz en la mesa

  • Los alimentos ricos en magnesio (plátano, legumbres, nueces, verduras o germen de trigo) también ayudan a producir serotonina.
  • Los hidratos de carbono sin refinar, especialmente la avena y la cebada, las frutas, las legumbres y las verduras son abundantes en fibra soluble y contribuyen a estabilizar el azúcar en la sangre.
  • El ácido fólico regula los niveles de serotonina en el cerebro. Aprovecha los alimentos de temporada y disfruta de las castañas, los vegetales de hoja verde, los espárragos, los tomates y las naranjas, ya que son ricos en este nutriente.
  • La vitamina C (naranjas, brócoli, piñas, kiwis, berros y perejil) tiene poder antioxidante y ayuda a disminuir la producción de cortisol, una hormona responsable de estrés y ansiedad.
  • La tiamina (B1), la piridoxina (B6) y la B12 son vitaminas que influyen en el buen funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso. El germen de trigo, hígados y vísceras, el pescado azul y los frutos secos contienen estas vitaminas.
  • Niveles bajos de selenio pueden causar depresión. Algunos alimentos ricos en este mineral son el bacalao, los frutos secos y las setas.
  • El pescado, la linaza, el aguacate y las nueces, ricos en ácidos grasos omega 3 pueden ayudar a combatir la tristeza y los estados de ánimos bajos.

Pero, sin duda, lo más importante para mantener un nivel adecuado de neurotransmisores es seguir una alimentación saludable. Además de cultivar ciertos hábitos de vida que incluyan un paseo bajo el sol, hacer ejercicio físico regularmente, recordar acontecimientos positivos, escuchar música o practicar relajación. ¡Feliz provecho!

El autor: Carmen Espinosa

Periodista especializada en temas de salud y experta en nutrición. Ha trabajado en diversos medios de comunicación y portales online. A Carmen le gusta ofrecer información útil, interesante y fácil de entender. Puedes encontrarla en Twitter en: @cespidz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *