Consejos para no “pasarse” en las comidas de Navidad

Llegan las fiestas y el habitual exceso gastronómico. Adhara Giner, dietista-nutricionista y portavoz del Colegio de Dietistas Nutricionistas de Cataluña (Codinucat), repasa alguna de las claves para no “pasarse” en las comidas y cenas navideñas.

Estas son algunas de sus recomendaciones:

  • No llegar hambrientos a las comidas.
  • Asegurar el aporte de verdura en los platos.
  • Comer postres a base de fruta.
  • Comer despacio, saboreando los platos y buscando conversaciones entre los comensales, para evitar centrarnos en la comida.

“Si tenemos invitados es muy importante planificar las cantidades en función de los comensales que recibiremos, de esta manera también evitaremos que queden sobras para los días siguientes y reservaremos las ingestas muy calóricas para los días realmente señalados”, explica.

 

¿Hay alimentos que, si es posible, es mejor evitar?

Sí, principalmente aquellos que aportan muchas calorías vacías, es decir, sin vitaminas ni minerales. En este grupo incluiríamos los refrescos, el alcohol y alimentos ricos en azúcar y grasas vegetales o animales, como dulces y bollería industrial navideña.

 

¿Debe moderarse el consumo de alcohol?

Sí, el consumo de alcohol debe moderarse e incluso, evitarse, porque es un tóxico y tiene consecuencias muy negativas para nuestro organismo. Además, aporta muchas calorías y ningún componente con valor nutricional. En caso consumir alcohol, es aconsejable reservar las bebidas de poca graduación a momentos puntuales y evitar los espirituosos.

 

¿Hay recomendaciones especiales en Navidad para los niños?

Sí, en niños, el alcohol está prohibido y no les serviremos recetas cocinadas con esta sustancia. Además, en caso de ser menor de 3 años, también evitaremos la ingesta de frutos secos enteros y huesos con los que se puedan atragantar. Para que haya variedad y equilibrio en su menú, es recomendable que el adulto controle la cantidad y el tipo de alimento que el niño consume.

 

¿Y para los ancianos?

Tendremos en cuenta las enfermedades que puedan sufrir (postre sin azúcar en diabéticos, por ejemplo)y adaptar la textura del menú a su capacidad de masticación y deglución. Además, son una población con mayor riesgo de mal digestiones, por lo que intentaremos que la cantidad que coman sea razonable y evitaremos cocinar comidas muy copiosas.

 

Tras pasarse en las fiestas, suele ser habitual hacerse el propósito de año nuevo de adelgazar. ¿Algún consejo?

Lo mejor para recuperarse de los excesos es aumentar la actividad física y preparar comidas ligeras asegurando un buen aporte de alimentos de origen vegetal. También nos ayudará moderar el consumo de farináceos y grasas, y optar por proteínas magras, como pescados y carnes blancas. Si no se recupera el peso, debemos acudir a un dietista-nutricionista y evitar las dietas y productos milagro.

El autor: Javier Granda

Periodista freelance especializado en salud, escribe en los principales medios dirigidos tanto a médicos y farmacéuticos como público en general. Primer premio de la Asociación Nacional de Informadores Sanitarios a la mejor labor de comunicación en salud.

¡Sigueme en Twitter!

Un comentario

  1. Buenos dias, os ha dicho alguien que vuestra web puede ser adictivo ? estoy preocupada, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y estoy muy feliz cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazos, MUCHAS GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *