Estrés y alimentación: una mala combinación

El estrés crónico no solo afecta a nuestra salud, también influye en nuestra conducta alimentaria. A muchas personas el estrés les da por comer, a otras, se les quitan las ganas de comer. Te lo explicamos.

El estrés es una respuesta adaptativa del cuerpo ante un desafío o una amenaza física. Cuando se produce durante un tiempo corto o por un motivo puntual se llama estrés agudo, pero cuando dura más tiempo se habla de estrés crónico. Es la manera que tiene nuestro cuerpo de defenderse. Esta reacción produce cambios en nuestro organismo.

Se cree que el estrés influye en el comportamiento alimentario. Estudios científicos han demostrado que el estrés puede afectar a la manera en la que comemos de dos maneras.

Es habitual que perdamos el apetito en momentos en los que se dispara el estrés agudo. Contrariamente cuando sufrimos estrés de forma crónicatenemos ganas de comer alimentos densos en energía y nutrientes, especialmente aquellos ricos en azúcar y grasa, lo que nos ayuda a aliviar los síntomas del estrés. ¡Incluso a pesar de sentirnos llenos!

¿Por qué comemos más cuando estamos estresados?

Comer es una actividad placentera y gratificante. Cuando comemos se activan los centros cerebrales involucrados en el placer y la recompensa. Cuando estamos estresados muchos de nosotros comemos motivados por los circuitos de recompensa del cerebro para estimular la liberación de opioides internos. Estas sustancias forman parte de un mecanismo de defensa del organismo para protegerse de los efectos perjudiciales del estrés. De hecho, muchas personas comen de forma consciente o inconsciente en exceso para aliviar la tensión. Lo que acaba produciendo un aumento de peso. Especialmente cuando hay disponibilidad de alimentos altos en azúcar y grasas, lo que a su vez activa el sistema de recompensa del cerebro, según han estudiado los científicos europeos de NeuroFAST, aumentando el placer y los impulsos motivacionales que inducen un consumo adicional, proporcionando refuerzo positivo.

Aunque se necesitan más estudios para conocer la conexión entre el estrésy los neurotransmisores y las hormonas que controlan el apetito, se sabe que el estrés estimula la secreción de cortisol, la hormona del estrés, e insulina lo que aumentan las ganas de comer. Así, tomar alimentos placenteros reduce la actividad cerebral de estrés-respuesta lo que refuerza el hábito de comer.

El estrés podría boicotear tu dieta saludable

No solo te puede engordar más, el estrés también podría contrarrestar los efectos positivos de comer de forma equilibrada en épocas difíciles, según demostró un estudio, publicado en la revista Molecular Psychiatry. Los científicos de la Universidad de Ohio hallaron que el estrés cambia la manera en que el organismo procesa los alimentos. Tras un día estresante para una persona, además se reduce la tasa metabólica por lo que se queman menos calorías y se incrementan los niveles de insulina.

Cómo manejar el estrés

Estos consejos que aconseja la Academia Americana de Médicos de Familia pueden ayudarte a reducir el estrés en tu vida:

  • Lo primero es aprender a reconocer cuando te estás sintiendo estresado.
  • Haz ejercicio de forma regular: te ayudará a aliviar la energía y la tensión reprimida. Además de generar endorfinas y mejorar tu estado de ánimo.
  • Practica la meditación. Esta forma de pensamiento guiado es muy efectiva para rebajar el estrés. Prueba diferentes técnicas de relajación con respiraciones profundas o ejercicios de estiramientos.
  • Duerme lo suficiente.
  • Intenta vivir los cambios como un cambio positivo y no como una amenaza.
  • Márcate metas realistas en tu vida laboral y personal y no sobrecargues tu agenda con demasiados planes.
  • Solucionar problemas pequeños aumentará tu sensación de control.
  • Comparte tus problemas con amigos o familiares te liberará de preocupaciones.
  • No le des importancia a los problemas que no puedes controlar.

Y recuerda, aprende a relajarte y que el estrés no te domine.

El autor: Carmen Espinosa

Periodista especializada en temas de salud y experta en nutrición. Ha trabajado en diversos medios de comunicación y portales online. A Carmen le gusta ofrecer información útil, interesante y fácil de entender. Puedes encontrarla en Twitter en: @cespidz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *