5 errores que llevan tu vida sana al traste, por Vikika Costa

Vikika Costa

Cuando intentamos llevar una vida sana, una de las principales razones por las que comenzamos, es para sentirnos bien y vernos mejor. Pero son muchas las veces que la desesperación por no ver resultados acaba siendo nuestra mayor desmotivación y tiramos todo al traste pensando que eso de la vida sana no es para nosotros.

La mayoría de las veces esto sucede por cometer algunos errores que por desconocimiento, no tomamos en cuenta. Aquí van los 5 errores más importantes que cometemos:

  1. Bajar drásticamente las calorías

Cuando dejas de comer, te saltas comidas o consumes muy pocas calorías, tus niveles de hormona tiroidea, encargada de regular el metabolismo, disminuyen y quemas menos calorías. Además, tus niveles de leptina (hormona que controla el apetito) bajan y se acelera el metabolismo. Si esta hormona baja, tus niveles de ansiedad se incrementarán.

Al no estar comiendo lo suficiente, se elevan los niveles de la hormona del estrés, el conocido cortisol, que consume masa muscular para obtener energía. Además, incrementa los niveles de insulina y acumulas grasa en el abdomen.

  1. Disminuir el consumo de proteínas

A veces nos resulta lo mas sencillo quitar la proteína de la dieta, sin embargo, reducir drásticamente la cantidad de proteína aumenta la sensación de hambre. La proteína ayuda a acelerar tu metabolismo y a aumentar tu masa muscular. Consumir proteína, ayuda a incrementar la dopamina, un neurotransmisor que mejora el nivel de energía y el estado de ánimo. Incluye en tu dieta pechuga de pollo, atún en lata bajo en sal, pescados, lomo de cerdo y claras de huevo. Procura que la ración sea del tamaño de la palma de tu mano.

  1. Creer que el mini picoteo no cuenta

Muchas veces obviamos que picar algo pequeño entre horas nos está saboteando, porque simplemente olvidamos que hemos caído en esa minitentación, que al cabo de una semana son unos cientos de kcal más con las que no contamos.

  1. No beber suficiente agua

Cuando nuestro cuerpo no está hidratado, la señal que llega a nuestro cerebro es la misma que la que llega cuando tenemos hambre. Antes de picar, asegúrate de beber un vaso de agua, verás que muchas de las veces que crees tener hambre es solo sed.

Además, un cuerpo hidratado correctamente optimiza la quema de grasas.

  1. No hacer pesas

El ejercicio cardiovascular está bien, pero nada acelera más el metabolismo que el entrenamiento de pesas. Quemas calorías durante el ejercicio y hasta 72 horas después. Sin embargo, el ejercicio de cardio quema muchas menos calorías, y solo durante el ejercicio.

Además, las pesas ayudan a aumentar tu masa corporal lo que se traduce en una aceleración de tu metabolismo en reposo.

Ahora que ya eres consciente de estos errores tan “inocentes” pero tan importantes, puedes ponerte manos a la obra para conseguir los resultados que buscas y llevar una vida en la que la palabra equilibrio, sea el sustantivo que lo describa.

 

Vikika Costa.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *