10 claves para ahorrar en la compra

Ahorrar compra

Te damos unas claves para que puedas ahorrar en tu compra y mejorar así tu economía doméstica:

 

  1. Planifica tu compra

Es muy importante programar los diferentes menús de la semana, teniendo en cuenta la variedad y el equilibrio. Sí, por supuesto, estamos hablando de la típica lista de la compra. No solo ganarás tiempo en el momento de hacerla, sino que además conseguirás una dieta balanceada y ahorrarás dinero sin tener que caer en improvisaciones de comidas para llevar ni en escapadas rápidas a la tienda de la esquina.

  1. Comprueba las existencias de comida para evitar alimentos repetidos

Vigila especialmente cuando vayas a comprar fruta, pan y verduras. Según un estudio del Ministerio de Agricultura del 2015, estos son los tres tipos de alimentos que acaban siempre en la basura. El estudio además revelaba que en los hogares españoles se desperdician casi un 5% de la comida que compramos. ¡Ojo! porque desperdiciar es tirar el dinero por la ventana.

  1. Elige un establecimiento con buena relación calidad-precio

Puedes ahorrar mucho dinero al mes si realizas tus compras en supermercados o tiendas más económicos.

  1. Controla las cantidades

Cuando sirvas la comida, asegúrate de preparar raciones más pequeñas, especialmente para los más pequeños,para no tener que tirar las sobras del plato a la basura.

  1. No hagas la compra con el estómago vacío

Este es uno de los peores errores que podemos cometer a la hora de hacer la compra. Está comprobado que si vas a hacer la compra y llevas más de cuatro horas sin ingerir ningún alimento, lo más probable es que tu carro acabe lleno de productos que no le convienen ni a tu figura, ni a tu bolsillo. Además de adquirir más productos, lo más normal es que sean caprichos que no te solucionarán una comida. Estas compras impulsivas son el enemigo número uno para ahorrar en la compra. Y si vas con niños, la cifra se multiplica.

  1. Compra alimentos de temporada

Adquirir alimentos fuera de temporada supone un gasto extra y eso sin hablar del sabor de los alimentos. Está claro que la fruta de temporada es la más sabrosa, la de más calidad nutricional y, por supuesto, la más económica. Adapta tus gustos a lo que hay disponible.

  1. Conserva correctamente los alimentos

Es imprescindible tener en cuenta la naturaleza de cada alimento para que no se eche a perder.En la nevera: coloca en la parte superior los alimentos que no requieren tanto frío; en el centro, los lácteos y en los cajones, las carnes, pescados, frutas y verduras. Si has comprado demasiada verdura fresca y no la vas a consumir en una fecha próxima, siempre puedes congelarla.

  1. Aprovecha las sobras

Congela los alimentos cocinados que han sobrado en el frigorífico, guardándolos en recipientes limpios y herméticamente cerrados. Prepara otros platos aprovechando los restos (croquetas con pollo y las verduras del caldo, ensaladas de patata o arroz con alimentos ya cocidos, etc).

  1. Sácale provecho a las promociones y ofertas

Pero no caigas en las compras innecesarias. Ajústate a lo que realmente necesitas. Lo que inicialmente podría parecer un ahorro, puede acabar siendo un despilfarro, especialmente si se trata de alimentos perecederos. Hay aplicaciones para móvil que pueden ayudarte a encontrar las mejores ofertas.

10. Comprueba el ticket al final de la compra

Verifica si te han aplicado los descuentos, los precios de las ofertas, las cantidades de productos o detecta posibles errores (precios demasiados elevados o la repetición de artículos ya cargados).

El autor: Carmen Espinosa

Periodista especializada en temas de salud y experta en nutrición. Ha trabajado en diversos medios de comunicación y portales online. A Carmen le gusta ofrecer información útil, interesante y fácil de entender. Puedes encontrarla en Twitter en: @cespidz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *