Alimentos que te protegen del sol

Además de las medidas para tomar el sol con seguridad es importante asegurar una dieta rica en antioxidantes que proteja nuestra piel de los rayos ultravioletas.

Los efectos nocivos de los rayos solares sobre nuestra piel y ojos pueden ser devastadores si no nos protegemos. Es importante evitar la exposición excesiva al sol y tener en cuenta que a pesar de usar protectores solares, no debemos permanecer mucho tiempo al sol. Ningún producto de factor de protección solar (FPS), por muy alto que sea, protege de forma total de los riesgos derivados de la radicación solar.

Por ello las autoridades sanitarias recomiendan no exponerse al sol entre las 12 y las 16 horas debido a que los rayos solares son más fuertes; utilizar un protector solar adecuado a nuestro tipo de piel que nos proteja frente a la radiación ultravioleta B (UVB), que nos produce las quemaduras, y los rayos ultravioleta A(UVA), responsables del envejecimiento prematura de la piel. ¡Incluso en días nublados!

Además de otras medidas para tomar el sol con seguridad como consultar el índice de UV antes de planificar tus actividades al aire libre, usar ropa protectora (gorras o sombreros, gafas de sol, o ropas de manga larga), podemos reforzar nuestra alimentación con nutrientes que preparen nuestra piel antes de exponernos al sol.

  • Dieta fotoprotectora

Vitaminas, minerales y antioxidantes pueden ayudarnos a mantener nuestra piel en las mejores condiciones (renovación, hidratación y nutrición) y protegerla frente a las radiaciones solares. Recordemos que los antioxidantes son moléculas que protegen al organismo del daño causado por los radicales libres (rayos ultravioletas, polución ambiental o sustancias químicas de los alimentos).Por ello es importante que nuestra dieta incluya:

  • Frutas y verduras

Las frutas y hortalizas, especialmente las de color naranja como el mango, el tomate, el albaricoque, el melocotón y, por supuesto, las zanahorias, son ricas en betacarotenos, unas sustancias de gran capacidad antioxidante que cuidan la piel y aceleran el bronceado.

Entre las vitaminas, la vitamina C o ácido ascórbico es uno de los antioxidantes más importantes para el cuidado de la piel. Además de participar en la síntesis del colágeno, que forma parte de la estructura de la dermis, es básico para la reparación de heridas y tejido cicatricial. Es abundante en frutas tropicales como la piña, la papaya, el kiwi, el mango, y también en el melón y los cítricos (limones, naranjas, pomelos…) u hortalizas como el brócoli, los pimientos y las espinacas.

  • Grasas insaturadas

Los aceites de oliva, de semillas de germen de trigo, de girasol, la yema de huevo, el aguacate o el aceite de soja y de maíz son ricos en grasas insaturadas y vitamina E, imprescindibles para mantener una piel bien estructurada. La vitamina E es esencial para reparar las alteraciones causadas por el sol.

  • Pescados ricos en omega 3

Los pescados con alto contenido en ácidos grasos omega 3 (atún, sardinas, arenques, salmón, anchoas o caballa) pueden aliviar los efectos del envejecimiento y el daño solar, combatir la inflamación, además de aliviar los síntomas de la psoriasis y los eczemas.

  • Agua

La hidratación es fundamental para el buen estado de la piel. Es aconsejable beber al menos dos litros de agua al día. También puedes ingerir otros líquidos como infusiones, zumos, gazpachos o sopas frías que te ayudarán a combatir la pérdida excesiva de agua.gra

 

Y recuerda, disfruta del sol pero siempre de forma segura.

El autor: Carmen Espinosa

Periodista especializada en temas de salud y experta en nutrición. Ha trabajado en diversos medios de comunicación y portales online. A Carmen le gusta ofrecer información útil, interesante y fácil de entender. Puedes encontrarla en Twitter en: @cespidz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *