7 razones para tomar más pescado

pescado

El pescado es un alimento muy saludable. No solo es rico en proteínas, además es abundante en grasas omega 3, bajo en calorías y muy fácil de digerir.

1. Cuida la salud del corazón

Debido a su contenido en ácidos grasos omega 3, el pescado es muy saludable para la salud cardiovascular. Además de reducir el colesterol en sangre, rebaja los niveles de triglicéridos, previene las arritmias e incluso baja la tensión arterial. El atún, el arenque, el salmón, la caballa y la trucha son los pescados que contienen mayor cantidad de estas grasas poliinsaturadas.

2. Ayuda a controlar el peso

Si de algo puede presumir este alimento es de su bajo contenido en calorías. El pescado es una opción ideal como segundo plato, mejor que la carne roja, para controlar el peso. Combina a la perfección con verduras o ensaladas sin aportar demasiadas calorías.

3. Baja el colesterol

Gracias a su alta concentración en grasas omega 3, el pescado tiene efectos positivos sobre la concentración de colesterol en sangre.

4. Aporta proteínas de alta calidad

Las proteínas del pescado poseen un valor biológico alto, esto quiere decir que su aporte de aminoácidos esenciales, tanto en cantidad como en proporción, es elevado. Pero con la ventaja de no ir asociados a exceso de colesterol ni de grasas saturadas, como en el caso de la carne roja.

5. Forma parte de la dieta mediterránea

El pescado es, junto a cereales, frutas y verduras, legumbres y aceite de oliva, uno de los pilares de nuestra querida dieta mediterránea. Un patrón alimentario altamente estudiado y cuyos beneficios sobre la salud han sido científicamente probados. Este tipo de alimentación variada y equilibrada no solo previene muchas enfermedades (cardiovasculares, diabetes, algunos tipos de cáncer, problemas pulmonares), sino que además es una forma de vida. Por todo ello, se recomienda su consumo como mínimo de una a dos veces por semana.

6. Constituye una fuente de micronutrientes y minerales

El pescado es una buena fuente de yodo, selenio, fósforo, magnesio, hierro y calcio, además de vitaminas A, D, C y algunas del grupo B, además de sales minerales recomendables para la salud y muy importantes para el crecimiento.

7. Es fácil de digerir

Por su bajo contenido en colágeno, el pescado tiene un proceso de digestión mucho más corto que otros tipos de carnes. Además, la carne de pescado es poco fibrosa lo que lo convierte en un alimento de fácil digestión. Así, mientras que nuestro organismo necesita entre 3 a 4 horas para digerir carne de cordero, tan solo 30 minutos son necesarios para digerir bacalao o 45 minutos para salmón.

El pescado es, sin duda, un alimento muy recomendable para una dieta sana y equilibrada.

El autor: Carmen Espinosa

Periodista especializada en temas de salud y experta en nutrición. Ha trabajado en diversos medios de comunicación y portales online. A Carmen le gusta ofrecer información útil, interesante y fácil de entender. Puedes encontrarla en Twitter en: @cespidz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *