Hace tiempo que no hago ejercicio pero quiero volver, ¿cómo lo hago?

volver a hacer ejercicio

A todos nos ha pasado alguna vez por diferentes motivos. Una lesión, un cambio de rutina en el trabajo, la aparición de hijos en nuestras vidas, o sencillamente, no nos engañemos, por pereza.

El caso es que, casi sin darnos cuenta, llevamos varios meses o más sin hacer ejercicio de manera habitual. Y por supuesto, lo echamos de menos.

Llegados a este punto debemos olvidar la razón por la que abandonamos la actividad deportiva y centrarnos en los motivos que tenemos para retomarla. Y esos los conocemos todos. Hacer deporte es sinónimo de buena salud, porque no sólo ayuda a perder peso, sino que también libera tensiones, elimina toxinas, fortalece el corazón, y así podríamos estar enumerando cientos de razones.

Lo primero que debemos hacer es marcarnos objetivos a corto plazo. No pretendas hacer el primer día todo lo que hacías cuando estabas en buena forma. La paciencia es fundamental, pero también lo es la fuerza de voluntad. Establece rutinas que puedas cumplir y organízate. Sacar media hora libre al día de nuestra agenda no es tan complicado si lo planificamos bien. Y con el paso del tiempo verás que esos 30 minutos los puedes convertir en muchos más.

En esa media hora podemos caminar a buen ritmo o correr si tenemos la energía suficiente. Podemos ejercitarnos en el gimnasio o salir a montar en bicicleta. Lo importante es empezar a movernos y empezar a organizarnos. Poco a poco notarás que el deporte vuelve a formar parte de tus rutinas diarias y lo tendrás tan asimilado como el hecho de tomar un café por las mañanas.

Una vez asimilada esta primera fase, márcate nuevos retos. Retos que te supongan esfuerzo, pero retos que puedas cumplir. El espíritu de superación y sacrifico funciona si tienes recompensa. Vete incrementando poco a poco la duración y la intensidad de tus ejercicios y anótalo. Dejar constancia de tus progresos y avances, por pequeños que sean, ayuda en esta evolución. De esta manera te sentirás mejor contigo mismo y podrás seguir adelante.

Y sobre todo hay que ser constante. Si un día estás cansado, hace mal tiempo, o tienes otros planes, no pasa nada. Pero ese día debe ser la excepción y no la regla. Si te marcas un plan de trabajo debe ser para cumplirlo. Y cumplirlo sin agobios, porque hacer ejercicio debe ser algo bonito y que te produzca satisfacción, no un sufrimiento ni una tortura.

El autor: Ricardo Sierra

Actualmente es Coordinador de Deportes y Delegado de Contenidos (eSports) en Movistar +. Lleva 23 años en el mundo del periodismo audiovisual, la mayor parte de ellos como reportero y enviado especial, cubriendo eventos tan importantes como Mundiales de Fútbol, Eurocopas de Fútbol, Wimbledon, etc. Ha dirigido programas de televisión y ha sido editor de informativos, narrador, locutor y presentador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *