Café: ¿sorbitos de salud?

café

Las últimas evidencias científicas aseguran que beber café alarga la vida. ¿Será verdad? Te lo contamos.

El café, al igual que el chocolate, pasa por múltiples fase antes de llegar a la taza. Lo que podría explicar su complejidad. ¿Sabías que en un grano tostado de café se han identificado más de 800 compuestos aromáticos? El café puede contener notas de vainilla, grosella, cilantro, clavo, chocolate, frutos secos…

Pero aparte de sus maravillosas propiedades organolépticas, lo que nos interesa conocer en este artículo son sus beneficios y estas son las últimas evidencias:

 

  • Beber diariamente 4 tazas de café (50 cc acompañada o no de leche) reduce el riesgo de muerte prematura en un 64% en personas sanas, según un estudio observacional que incluía a más de 20.000 personas. La investigación, dentro del marco del proyecto SUN de la Universidad de Navarra y presentado durante el Congreso Europeo de Cardiología celebrado en Barcelona en agosto, revela que el efecto protector del café podría estar relacionado con su alto contenido en polifenoles (antioxidantes) con propiedades antiinflamatorias.
  • Otras dos investigaciones, una financiada por la Comisión Europea y el Centro internacional de investigaciones sobre el cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) y otra del Instituto Nacional de Cáncer de los EE.UU y publicadas ambas en la revista Annals of Internal Medicine el pasado mes de julio, apuntan que el café tiene un efecto saludable y reduce la mortalidad prematura. El estudio europeo, realizado en 10 países, sugiere que tomar tres tazas de café o más al día reduce la mortalidad prematura un 18% en hombres y un 8% en mujeres. El trabajo, que ha seguido a 520.000 personas durante 16 años, concluye que el consumo diario de café se asocia con un riesgo menor de morir, sobre todo por enfermedades del corazón y digestivas, en comparación con quienes no lo consumen. La otra investigación, realizada por investigadores de la Universidad del Sur de California estudió a 185.000 estadounidenses de varias etnias, también durante 16 años, llega a conclusiones similares. Los autores de ambos trabajos advierten que los resultados no implican necesariamente que el café alargue la vida ni tampoco que prevenga que los consumidores mueran, pero confirman que su consumo resulta saludable y que es aconsejable incorporarlo en una dieta sana.
  • Una nueva investigación del Centro Hospitalario Sao Joao en Oporto (Portugal) sugiere que las mujeres que sufren diabetes no deberían limitar el consumo de café, ya que podría ayudar a prevenir una muerte prematura. El estudio observacional, con una duración de 11 años, reveló que las mujeres con diabetes que tomaron una taza de café (100 miligramos de cafeína) de forma regular tenían un 51% menos de probabilidades de morir que las que no consumían cafeína. Aunque se necesitan más estudios para confirmar la asociación entre el consumo de cafeína y el riesgo de fallecer, los investigadores observaron que cuanto más café consumía una mujer con diabetes, menor era el riesgo de muerte. Los minerales, los fitoquímicos y los antioxidantes en las bebidas con cafeína podrían contribuir a los beneficios observados, concluyeron los autores de estos hallazgos preliminares presentados en septiembre en la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes en Lisboa.

 

Sin duda, ninguno de los estudios demuestran que haya una relación de causa efecto entre beber café y tener una menor probabilidad de morir debido a enfermedades, pero lo que parece evidente es que el café se puede incorporar a un estilo de vida y dieta saludables sin riesgos.

El autor: Carmen Espinosa

Periodista especializada en temas de salud y experta en nutrición. Ha trabajado en diversos medios de comunicación y portales online. A Carmen le gusta ofrecer información útil, interesante y fácil de entender. Puedes encontrarla en Twitter en: @cespidz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *