Todos los beneficios del propóleo

beneficios propoleo

Con el otoño llegan los resfriados y los enfriamientos. Sin duda es una buena época para tomar remedios naturales como el própolis que según dicen, refuerza las defensas. Pero ¿es su uso realmente eficaz? Te explicamos las únicas propiedades beneficiosas del própolis avaladas por la ciencia.

Sustancia oscura, viscosa y de consistencia resinosa, el própolis es el material procedente de resinas de árboles, como álamos y coníferas, con el que las abejas refuerzan la estructura de la colmena para darle estabilidad.

 

Usos terapéuticos actuales del propóleo

Actualmente, el propóleo es usado para tratar muchas y variadas dolencias, aunque según la Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales de los EE.UU, no hay suficiente evidencia para evaluar su eficacia para tratar:

  • Procesos infecciosos de las vías respiratorias superiores. Podría ayudar a prevenir o disminuir la duración de un resfriado común.
  • Quemaduras: se usa para tratarlas y prevenir infecciones.
  • Antifúngico: defensa natural contra hongos.
  • Infecciones.
  • Tuberculosis.
  • Heridas de cáncer.
  • Úlceras.
  • Problemas digestivos.
  • Mejoras del sistema inmune.
  • Aftas.
  • Heridas.
  • Inflamaciones.

 

Aunque al própolis se le atribuyen muchas propiedades terapéuticas, la ciencia solo ha podido demostrar las siguientes:

  • Cirugía bucal: alivio del dolor e inflamación bucal con un enjuague bucal con própolis.
  • Herpes labial: el uso de una pomada de 3% de propóleo podría ayudar a curar más rápido el herpes labial y disminuir el dolor.
  • Herpes genital: la aplicación de una pomada de 3% podría mejorar la cicatrización de las lesiones genitales recurrentes causadas por el virus herpes simplex tipo 2 (VHS-2). Algunas investigaciones sugieren que incluso podría curar las lesiones de manera más rápida y más completa que el tratamiento convencional con una crema de 5% de aciclovir.

 

Cuidado con las contraindicaciones

Aunque se considera un remedio natural, su uso puede provocar problemas. Su uso es desaconsejado en caso de embarazo y lactancia, asma, alergias a productos de las abejas, cirugía por aumentar riesgo de hemorragia, y especialmente en personas con trastornos hemorrágicos, ya que el propóleo podría disminuir la coagulación sanguínea y aumentar el riesgo de hemorragia.

Hay que tener precaución en combinación con ciertos medicamentos que disminuyen la coagulación de la sangre (aspirina, clopidogrel (Plavix), dalteparina (Fragmin), enoxaparina (Lovenox), heparina, ticlopidina (Ticlid), warfarina (Coumadin).

 

El autor: Carmen Espinosa

Periodista especializada en temas de salud y experta en nutrición. Ha trabajado en diversos medios de comunicación y portales online. A Carmen le gusta ofrecer información útil, interesante y fácil de entender. Puedes encontrarla en Twitter en: @cespidz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *