Báilale a la vida

atacadas

Muchos me preguntan cuál es mi secreto para estar siempre motivada y tener tiempo para todo. ¿Tiempo para todo? ¡¡No lo tengo!!!

A punto de cumplir cuarenta años, con dos hijos pre-adolescentes, trabajo, casa, viajes, entrenamientos, ballet fit, shootings, rodajes, reuniones etc. ¿No es para volverse “atacada”?

Y es que, no se trata de tener tiempo, se trata de BUSCAR tiempo.

En mi vida siempre ha estado presente la disciplina. Es una de las cosas más importantes que me ha otorgado el ballet. Disciplina, voluntad y autodeterminación. Y con ello la búsqueda de una vida plena y saludable a través de la alimentación, el deporte y el crecimiento personal. Y por supuesto, el valor más importante: La actitud

La buena alimentación es para mí el principal factor para tener una actitud positiva, sentirse motivada, fuerte y sana.

Con los años he ido aprendiendo y aceptando cada vez más la importancia de tener unos buenos hábitos saludables. Es un largo camino que se construye con paciencia, voluntad, compromiso y actitud. Pero prometo que cuando consigues caminar por ese apasionante camino, ya no quieres salir de él.

Todo comenzó cuando empecé a bailar muy pequeña. En aquel momento era solo un hobby que me divertía. Pero al ir creciendo e ir avanzando de nivel, el ballet se fue convirtiendo en algo mucho más serio que un hobby. Ya no me divertía de la misma manera, había mucha exigencia, disciplina muy dura, mucho sacrificio y mucho dolor. De alguna manera se convirtió en un reto para mí, y ver como mi cuerpo y mi mente cada vez se hacían más fuertes, más resistentes, consiguiendo grandes logros, me hacía continuar trabajando duro para poder seguir dando lo mejor. Porque, por muy mal que pintara la cosa, siempre podía dar más.

Fueron tiempos en los que muchas veces pensé en tirar la toalla, pero las satisfacciones siempre pesaban más que cualquier decisión de abandonar. ¿Abandonar?, ¿para qué? Entonces empecé a disfrutar del trabajo bien hecho enorgulleciéndome de mi propia autodeterminación.

La alimentación durante toda mi carrera fue un pilar muy importante. “No podemos funcionar como máquinas perfectas sin buena gasolina”

Y esta disciplina fue marcando el resto de mi camino ya que ser mamá ha sido el reto más grande de mi vida sin duda alguna.

Todo cambió, incluso mis horas de entrenamiento. Así que después de haberme retirado como bailarina, comenzó mi aventura en el mundo del fitness. El running y el training se convirtieron en mis grandes aliados para empezar a conectar de nuevo conmigo misma y recuperar la figura después de la maternidad. Pero el ballet siempre estaba presente. En mis horas de entrenamiento siempre dedicaba tiempo a realizar ejercicios de ballet que mejoraran tanto mi rendimiento como mi recuperación física.

Cada vez eran más las chicas que se unían a mis entrenamientos y experimentaban los grandes beneficios en su cuerpo.

Y así nación Ballet Fit, una maravillosa fusión que completa un plan de entrenamientos basados en ejercicios del ballet llevados al lado más fitness. Es una nueva actividad con la que podrás esculpir tu cuerpo de forma alargada, elegante y armónica.

Genial para todas las edades, hombres y mujeres que quieran eliminar toxinas y quemar grasas con un trabajo muscular diferente.

A mí me ha venido genial y es lo que trato de hacer cada día. Bailándole a la vida, viviendo con humildad, siendo agradecida, optimista y disfrutando de todo lo que nos regala la vida.

Por eso os aconsejo desde ya mismo comenzar a construir una vida sana y plena bajo una buena alimentación y ¡¡¡bailándole a la vida!!!

¡¡¡A por todas!!!

Gloria Morales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *