Conservas de pescado: alimentos para todo el año

conservas pescado

Bonito del Norte, atún claro, anchoas del Cantábrico, sardinas, boquerones, calamares, chipirones, mejillones, sardinillas, etc. todos y cada uno de estos alimentos pueden consumirse enlatados en cualquier momento y estación del año, de forma fácil y rápida. ¿Quieres conocerlos mejor?

Las conservas de pescado son muy socorridas y una buena opción tanto en momentos de prisas como por puro placer. Son protagonistas de bocadillos matutinos, aperitivos festivos, comidas rápidas o cenas SOS. Son alimentos ricos en proteínas, bajos en grasas y con un alto contenido en grasas omega 3, muy recomendables para cuidar la salud del corazón.

Propiedades nutricionales intactas

Las conservas pesqueras son el resultado de un cuidadoso procedimiento de envasado, asegurando así unas condiciones de salubridad inmejorables y la conservación intacta de sus propiedades nutricionales . No necesitan refrigeración, son reciclables y muy prácticas.

Los alimentos enlatados de pescado más consumidos en España son el atún, seguido de las sardinas y los mejillones. Cataluña, Canarias y Navarra son las comunidades autónomas que más consumen estos alimentos.

¡Las latas están de moda!

En la actualidad, las latas gozan de un prestigio que las han elevado incluso a venerados objetos de devoción. De hecho, comer en lata se ha convertido incluso en una experiencia gastronómica. Muchos locales incluyen las conservas en sus cartas, tanto para vermuts como para bocadillos.

Estas son las conservas más populares que no pueden faltarte:

  • Bonito del Norte: de un sabor exquisito, el bonito es excelente en ensaladas, como relleno de canelones fríos, verduras o sobre tostas y pizzas.
  • Atún claro: es el rey del bocadillo y las tostadas con pimientos de piquillo y olivas. También el protagonista de ensaladas, pastas o quiches.
  • Sardinas: son las conservas más tradicionales y las preferidas para bocadillos. También son excelentes para hacer cocas, tostas y pizzas.
  • Anchoas del Cantábrico: son perfectas para tapas y para aperitivos. Irresistibles cuando van acompañadas del vermut del domingo y coronadas por unas olivas.
  • Mejillones: ideales para ensaladas, risottos, platos de pasta o como aperitivo.
  • Sardinillas: perfectas para miles de recetas, entre las que destaca la pizza. Su sabor es algo más suave que el de la sardina.

También deben tener un lugar especial en nuestra despensa: la ventresca, los boquerones, los berberechos, las navajas, las almejas o los chipirones.

¡Disfruta de las conservas en cualquier momento!

El autor: Carmen Espinosa

Periodista especializada en temas de salud y experta en nutrición. Ha trabajado en diversos medios de comunicación y portales online. A Carmen le gusta ofrecer información útil, interesante y fácil de entender. Puedes encontrarla en Twitter en: @cespidz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *