Protege tus ojos del frío

Ahora que por fin ha llegado el frío -y parece que para quedarse- las bajas temperaturas, el viento y el sol pueden ser factores perjudiciales para la salud ocular, sobre todo si se practican ciertos deportes de nieve como el esquí o el snowboard.

Como explica el Doctor Esteban Molina Lepe, oftalmólogo especialista en Polo Anterior y Retina de Innova Ocular Virgen de Luján, la nieve refleja el 80-90% de la radiación ultravioleta. “Además, hay que tener en cuenta que esta radiación aumenta un 10% cada 1.000 metros de altitud, por lo que estamos más expuestos en las zonas de alta montaña. Por todo ello, usar una protección ocular adecuada resulta fundamental durante la práctica de deportes de invierno”, recalca.

En el caso de los niños, no debemos tenerlo en cuenta sólo mientras esquían, sino que debemos tenerlo presente siempre que estén expuestos a la luz, pues mientras los niños juegan con la nieve sus ojos también están expuestos a los rayos UVA y UVB.

No usar las gafas de sol de forma adecuada en la nieve puede provocar una afectación de la córnea conocida como queratitis solar. Los síntomas que provoca en los pacientes pueden incluir ojo rojo, sensación de cuerpo extraño, dolor de cabeza, aumento de la sensibilidad excesiva a la luz, visión borrosa, lagrimeo, etc.  y suelen aparecer al cabo de 6-12 horas, tras la exposición prolongada a la luz solar.

“Las gafas que vayamos a usar deben estar siempre homologadas, llevar el sello de la UE, y un filtro adecuado a la radiación UV que vamos a recibir, siendo el número 4 el más alto, con una capacidad de absorción del 92-97% de la radiación UVA-UVB (el recomendado para altitudes de unos 3.000 metros)”, explica.

Para las gafas, es aconsejable elegir un material resistente y ligero, sobre todo en el caso de los niños. “No es necesario que sea un cristal polarizado, aunque éste reduce los incómodos reflejos de la luz. Igualmente, es conveniente que se ajusten bien a la anatomía de la persona que las va a usar ya que, si no es así, pasarán rayos solares no deseados por los laterales”, concluye el doctor Molina.

El autor: Javier Granda

Periodista freelance especializado en salud, escribe en los principales medios dirigidos tanto a médicos y farmacéuticos como público en general. Primer premio de la Asociación Nacional de Informadores Sanitarios a la mejor labor de comunicación en salud.

¡Sigueme en Twitter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *