5 postres saludables para las fiestas navideñas

postres saludables navidad

El postre es uno de los platos estrella de las Navidades. Pero en una quincena en la que las grandes comidas y los compromisos sociales ante la mesa son muy frecuentes, la necesidad de reducir el número de calorías es un must que hay que seguir si no queremos empezar el año con unos kilos de más.

Por ese motivo, desde Consérvate queremos ayudarte a preparar postres más ligeros y saludables, pero, por supuesto, sin renunciar a la buena mesa y al buen comer.

Te presentamos 5 postres para celebrar las Navidades sin remordimientos:

  • Brocheta de fruta

¿Quieres obsequiar a tus comensales con un cóctel molotov de vitaminas? Pues ofréceles unas brochetas de frutas. Además de estos preciados nutrientes, les proporcionarás fibra y agua, y lo mejor de todo, pocas calorías. Combinaciones como: manzana, mango, fresas, kiwi, uvas o melocotón son una buena opción. Y lo más, es hacerte con frutas exóticas y preparar un combinado de lo más tropical y lleno de color (fruta de la pasión, papaya, coco, carambola). Y recuerda, para que no se oxide la fruta, introduce las brochetas en un bol lleno de agua fría con un chorro de zumo cítrico.

  • Batidos de colores

De tono verde intenso, de color rojo fuerte, de blanco suave a rosa oscuro, etc. las propuestas cromáticas son muy extensas, así como la mezcla de sabores y de aromas. Lo ideal es mezclar frutas ácidas con otras más dulces (grosellas con peras) para conseguir un sabor equilibrado. Pero lo que es indudable es su poder saciante y su exquisito y sutil sabor si sabes combinar bien los ingredientes. Además de las frutas puedes añadir leche de almendras, leche de avena, miel o especias (vainilla, jengibre, menta).

  • Que no falte la piña

Que mejor opción para bajar una digestión pesada en estos días de atracones que tomar piña. Ya sea en forma de carpaccio con helado light de vainilla, en rodajas, en gelatina de piña colada, etc. La piña es un alimento delicioso con propiedades antiinflamatorias que mejora la digestión gracias a su contenido en bromelinas, unas poderosas enzimas.

  • Con lácteos

Las opciones son múltiples y tentadoras (griego desnatado con compota de albaricoque, kéfir con frutos del bosque, yogur cremoso bajo en grasa con manzana al horno y muesli, queso mascarpone con mermelada de cereza, etc.) y los beneficios también. Además de aportar calcio a la dieta, los lácteos son ricos en proteínas de alto valor biológico.

  • Al rico fruto seco

Nueces, almendras, avellanas, pistachos o anacardos son verdaderas joyas nutricionales, ideales para protagonizar un postre navideño. No solo son ricos en ácidos grasos polinsaturados y omega 3, especialmente la nueces, sino que además contienen vitaminas del grupo B, A y E y ácido fólico, fibra y proteínas. Y lo más importante: son excelentes para cuidar la salud cardiovascular como bien demostró el estudio PREDIMED. Su uso en postres puede llegar a ser ilimitado (ensaladas de frutas, bizcochos integrales, galletas, etc.).

¡Disfrutar de un buen postre no está reñido con la salud!

 

El autor: Carmen Espinosa

Periodista especializada en temas de salud y experta en nutrición. Ha trabajado en diversos medios de comunicación y portales online. A Carmen le gusta ofrecer información útil, interesante y fácil de entender. Puedes encontrarla en Twitter en: @cespidz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *