Cómo prevenir lesiones en deportes de invierno

prevenir lesiones en deportes de invierno

En plena temporada de nieve, Ivan Nasser, responsable y coordinador de los servicios médicos y de rehabilitación de la Real Federación Española de Deportes de Invierno, repasa los consejos fundamentales para prevenir lesiones en deportes de invierno. Estas recomendaciones son útiles tanto en esquí alpino como en esquí de fondo (nórdico) o en el snowboard.

“Para prevenir lesiones en deportes de invierno, es fundamental aprender correctamente las técnicas de cada modalidad. Y cuando vayamos a practicar nuestro deporte invernal favorito, debemos realizar un calentamiento de unos 20-25 minutos”, aconseja. Los ejercicios deben centrarse en la movilidad de las articulaciones y en la coordinación, utilizando gomas elásticas y realizando sentadillas y multisaltos.

También es importante seguir estirando mientras se practica el esquí, por ejemplo mientras se sube en el telesilla. “Y, antes de cada bajada, hacer un par de estiramientos de la parte posterior de las piernas. Al acabar el día hay que hacer unos estiramientos que denominamos ‘vuelta a la calma’ y que duran unos diez minutos. Es interesante también, si se ha sudado mucho, cambiarse la camiseta para no quedarnos fríos. Es una buena técnica para prevenir lesiones”, recalca.

El calentamiento se vuelve cada vez más importante según nos hacemos mayores, ya que es obligatorio acondicionar el cuerpo para optimizar el rendimiento del cuerpo. En cuanto a los niños, es preciso que aprendan las técnicas de calentamiento cuanto antes.

La hidratación y la alimentación son dos aspectos a los que no se les suele prestar atención. Como subraya el experto, “es básico y hay que beber agua con frecuencia, porque la alta montaña produce una deshidratación importante. La comida a media mañana debe ser muy ligera, para que el cuerpo no se enfríe, aunque debemos asegurarnos de que nos de la energía suficiente para seguir esquiando todo el día”

En el caso de hacernos daño esquiando, es obligatorio pedir ayuda a pie de pista, para que se realice una primera valoración que ayude a minimizar la lesión, en caso de que se produzca. Las estaciones de esquí cuentan con servicios médicos a los que nos podemos dirigir para que nos valoren y, si fuera preciso, nos deriven a un hospital.

El tema de la ropa es clave: debe utilizarse ropa térmica que permita transpirar el sudor. “Debe ser acorde a las temperatura que vaya a hacer y, aunque haga calor, intentar siempre guardar ese calor y no quitarse la ropa. Y, por supuesto, jamás esquiar con ropa de calle”, subraya Nasser.

Esperamos que estos consejos te sirvan para prevenir lesiones en deportes de invierno.

El autor: Javier Granda

Periodista freelance especializado en salud, escribe en los principales medios dirigidos tanto a médicos y farmacéuticos como público en general. Primer premio de la Asociación Nacional de Informadores Sanitarios a la mejor labor de comunicación en salud.

¡Sigueme en Twitter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *