Trucos para cocinar pescado

El pescado es uno de los alimentos más saludables que existen para cuidar de nuestro cuerpo. No solo aporta proteínas de gran calidad, sino que además el pescado es una excelente fuente de micronutrientes (vitaminas A y D, fósforo, magnesio, selenio y yodo).

Continuar leyendo

5 beneficios de consumir conservas de pescado

Si algo bueno tienen las conservas de pescado, además de su sabor, es la facilidad y comodidad a la hora de prepararlo, servirlo y prácticamente comerlo. Desde un punto de vista nutricional, se trata de un producto seguro y fácil de introducir en una dieta habitual.

Continuar leyendo

Conservas de pescado en la alta gastronomía

Hoy en día el mundo de la gastronomía “en lata”, en general, gusta mucho más.  Lo que antes podíamos asociar con algo rápido y socorrido, en la actualidad mezclado con otros ingredientes, se versiona en algo novedoso, apetecible y exclusivo.

Continuar leyendo

¿Conoces todos los beneficios del Omega 3?

El pescado es un alimento prácticamente necesario en nuestra alimentación y en una dieta equilibrada. El pescado, tanto el blanco como el azul, nos aporta nutrientes y tiene propiedades muy favorables para nuestro organismo. El pescado tiene proteínas de alto valor biológico, variedad de minerales y sobre todo grasas buenas. Sí, sí, la grasa también es necesaria en nuestra alimentación, y no sólo el aceite que debemos incluir a diario, sino la grasa que contienen los propios alimentos… ¡De eso os quería yo hablar!

Continuar leyendo

Ayuda a tu corazón, come pescado

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo.

Su incidencia se relaciona con la composición de la dieta y especialmente con la de la grasa. Las grasas de origen animal (grasas saturadas) como la leche, quesos, carnes, etc., así como la bollería industrial y los platos precocinados (grasas hidrogenadas)  favorecen la aparición de enfermedades cardiovasculares, mientras que las grasas insaturadas, contenidas principalmente en el aceite de oliva y el pescado, sobre todo el azul, tienen el efecto opuesto y disminuyen su incidencia. Continuar leyendo