Lavarse los dientes, ¿cómo deben hacerlo los niños?

lavarse los dientes

¿Cuándo deberían empezar a lavarse los dientes los niños?

 

Los odontopediatras recomiendan que los niños comiencen a lavarse los dientes cuando se produce la erupción de (“les salen”) los dientes de leche, entre los seis meses y los tres años.


¿Cómo debe ser el cepillo para niños?

 

  1. De cabezal pequeño.
  2. Con cerdas suaves y redondeadas, para que no se puedan lastimar.
  3. De mango ancho.

 

Como explica Regina Izquierdo, periodoncista y miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) “lo importante para lavarse los dientes los niños es que el mango sea suficientemente grande, porque al principio el cepillado lo van a hacer los padres: el niño no sabe y juega con el cepillo, pero realmente no limpia”.

 

¿Cuándo deben lavarse los dientes los niños?

 

Es importante lavarse los dientes después de cada comida y limpiar el cepillo cada vez que se usa, dejándolo secar al aire para que no se contaminen las cerdas.

 

“El cepillado debe hacerse con la supervisión de un adulto, por lo menos hasta los nueve años; es genial que lo hagan solos para ganar autonomía, pero el problema es que lo hacen mal porque lo muerden y juegan con él, pero la limpieza no es eficaz”, advierte la experta.

 

¿Cuándo deben empezar a usar pasta de dientes?

 

Si el niño es pequeño y no sabe escupir –o le gusta el sabor de la pasta– puede pasar que se la trague, por tanto se recomienda que no empiecen a usarla hasta cumplidos los tres años o que usen una sin flúor. A partir de esa fecha, pueden empezar a usar una con flúor.

 

¿De qué depende la eficacia del cepillado?

 

Depende de factores tan diversos como:

  1. El número de veces que uno se cepilla.
  2. De la técnica que se utiliza (porque algunas son más eficaces que otras).
  3. Sobre todo, de la duración del cepillado.

 

Como indica Izquierdo, “hay gente que se cepilla muchas veces al día, pero lo hace tan rápido y con una técnica tan mala que no sirve para demasiado. Un buen cepillado dura dos minutos y muy poca gente tiene la paciencia para hacerlo”.

 

Los cepillos eléctricos indican la duración correcta y, para cumplirlo con los cepillos manuales, puede ser una buena idea poner una canción para lavarse los dientes como técnica de entretenimiento para niños.

 

Por último, como los niños aprenden por imitación, es muy importante que vean cómo sus padres utilizan tanto el cepillo como la seda dental, un hábito de higiene que permite prevenir problemas de caries y de encías.

 

Además del cepillado, la alimentación de tus hijos es muy importante. Normalmente el pescado es lo que más cuesta que coman pero con estos consejos de Nacho Rubio tus problemas habrán terminado.

 

El autor: Javier Granda

Periodista freelance especializado en salud, escribe en los principales medios dirigidos tanto a médicos y farmacéuticos como público en general. Primer premio de la Asociación Nacional de Informadores Sanitarios a la mejor labor de comunicación en salud.

¡Sigueme en Twitter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *