¿Cómo dejar de fumar de forma eficaz?

dejar de fumar

Dejar de fumar: claves para lograrlo

 

Dejar de fumar es la decisión más saludable que cualquier persona puede tomar en cualquier momento de su vida: se mejora la calidad de vida y se viven más años. Tanto si se decide dejar de fumar de forma voluntaria u obligatoriamente, los especialistas recomiendan ponerse en manos del médico para lograrlo.

 

Como explica el doctor Juan Antonio Riesco, neumólogo del Hospital San Pedro de Alcántara (Cáceres) y coordinador del Año SEPAR 2015-2016 de la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y el Tabaco, “un buen diagnóstico, acompañado de un tratamiento adecuado, incrementa de forma exponencial las probabilidades de éxito en el abandono definitivo del tabaquismo”.

 

¿Cuál es el tratamiento más eficaz para dejar de fumar?

 

El tratamiento más eficaz para dejar de fumar es el combinado y personalizado, que incluye:

 

1. Abordaje motivacional y conductual

 

El abordaje motivacional y conductual se basa en estrategias de sentido común:

 

  • Dejar de fumar de forma contundente.
  • Evitar las situaciones relacionadas con el tabaco.
  • Que lo sepa el entorno del paciente, para que este rechace cualquier tipo de ofrecimiento.

 

Y, como indica Riesco, no probarse uno mismo e ir día a día, no pensando a medio o largo plazo.“Si a un paciente en tratamiento le viene la ansiedad por fumar, se recomienda que respire profundamente y que deje de hacer lo que está haciendo, porque estos episodios suelen durar dos o tres minutos”, aconseja.

 

Además, el cambio de estilo de vida, aumentando el ejercicio que se realice, contribuye a lograr el objetivo, porque se controla mejor cualquier manifestación del síndrome de abstinencia y se ayuda a controlar el peso.

Es importante también beber muchos líquidos, porque ayudan a solventar la sensación de sequedad que a veces aparece al dejar de fumar.

 

2. Medicamentos

 

Existen tres fármacos distintos y será el médico el que optará por uno u otro en función de las características y preferencias del paciente. Cada uno de estos fármacos puede tener contraindicaciones, por lo que es fundamental que el paciente –por ejemplo aquellos con problemas renales o diabetes– comente las distintas opciones y evitar así interacciones. En la actualidad, no están financiados por el Sistema Nacional de Salud.

 

¿Qué porcentaje de éxito hay?

 

  • Si se intenta por uno mismo, entre el 6-8%.
  • Si se acude al médico, más del 40%.

 

¿Hay peligro de recaída?

 

Sí y pueden aparecer con bastante frecuencia (40-50%) en las primeras semanas.  Las recaídas tardías, a partir de los tres meses, son más problemáticas. Los profesionales sanitarios están acostumbrados a manejarlas.

 

¿Qué hacer si se tiene la tentación de fumar?

 

Como explica el doctor Riesco, los picos de ansiedad por fumar pueden ser de dos formas:

 

  • Bifásicos: que alcanzan intensidades muy altas que finalizan en breves segundos (no más de 2-3 minutos).
  • Tónicos: son de menor intensidad pero más duraderas en el tiempo.

 

Se pueden afrontar de dos maneras:

 

  • De forma conductual: respirar profundamente, beber líquidos o cambiar de actividad.
  • Si con esto no fuera suficiente, existen formulaciones de nicotina de liberación rápida como comprimidos, chicles o el spray bucal.

 

¿Puedes ayudar las apps para dejar de fumar?

 

Sí. Como indica el doctor Riesco, hay apps para dejar de fumar gratuitas como Kwit, QuitNow! o Respirapp de la Asociación Española Contra el Cáncer, que pueden ser muy útiles para ayudarte a dejar de fumar, aunque no están validadas metodológicamente.

 

¿Cuándo se ven los beneficios al dejar de fumar?

 

Son inmediatos. La frecuencia cardiaca cambia, mejora la tensión arterial y, a los pocos días, se recupera el olfato y los mecanismos de defensa de los bronquios. Progresivamente, mejora la respiración y se reduce el riesgo de enfermedad respiratoria crónica y cardiovascular y de cáncer de pulmón.

 

En resumen, el asesoramiento médico es de una gran utilidad si se quiere dejar de fumar, ya que el profesional sanitario orientará sobre el tratamiento más adecuado y personalizado y proporcionará información sobre cómo evitar las recaídas.

 

Otro de los propósitos estrella es apuntarse al gimnasio. Pero si al final tu tampoco lo terminas haciendo, sigues estos consejos de Nacho Rubio que te ayudarán a mantenerte en forma.

 

El autor: Javier Granda

Periodista freelance especializado en salud, escribe en los principales medios dirigidos tanto a médicos y farmacéuticos como público en general. Primer premio de la Asociación Nacional de Informadores Sanitarios a la mejor labor de comunicación en salud.

¡Sigueme en Twitter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *