La amistad genera endorfinas

Hay un refrán popular que dice “quien tiene un amigo, tiene un tesoro” y efectivamente así es, la amistad nos ayuda a estar más felices y saludables.

Según un estudio reciente del Departamento de Psicología de la Universidad de Oxford, las personas con una amplia red de amistades muestran más tolerancia al dolor y un incremento en la sensación de bienestar, debido a la generación de endorfinas.

Los amigos son esas personas que nos acompañan en distintos momentos de nuestra vida, son las miradas en las que nos sinceramos y los abrazos en los que refugiarnos. Con los amigos no hacen falta las palabras para entender las penas y alegrías que sentimos; podremos reír hasta que nos duela la barriga, llorar, discutir e incluso a veces hacernos daño, pero a los amigos se les quiere sin más.

Además los amigos nos ayudan a mejorar nuestra salud y está demostrado que una buena amistad eleva nuestras endorfinas y fortalece nuestro sistema inmunológico. Con los buenos amigos nos llenamos de energía positiva y esto nos protege de la depresión.

Las endorfinas son conocidas como “las hormonas de la felicidad”, unos neurotransmisores que actúan como analgésicos naturales del cuerpo y cuya función es disminuir la receptividad del organismo ante estímulos dolorosos. Las endorfinas son el aliado eficaz contra la ansiedad y la depresión, y mejoran nuestro sistema inmunológico.

Los investigadores de la Universidad de Oxford examinaron los círculos sociales de 101 encuestados de edades entre los 18 y 34 años correlacionándolos con el umbral del dolor y han asegurado que el efecto de la endorfina como analgésico es incluso más poderoso al de la morfina. Según su investigación, la interacción social suele ser más efectiva en la liberación de endorfinas que hacer ejercicio y no tener contacto con los amigos.

Por tanto, la cantidad y calidad de las relaciones sociales afectan directamente a la salud física y mental, e incluso puede ser determinante para tener una larga vida. Tener amigos nos proporciona alegría, entusiasmo y apoyo, a la vez que mejora nuestra autoestima y nos permite sentirnos mejor con nosotros mismos. Sin embargo, la era digital está generando deficiencias en nuestras interacciones, un mayor aislamiento y una tendencia a suplir los encuentros sociales por encuentros internautas. Ya se están detectando algunos problemas de conducta por la adicción a Internet que pueden afectar a la salud de la sociedad moderna.

Así que no lo dudes, cultiva tus amistades, dedícales tiempo y comprométete a ver a las personas que quieres de vez en cuando. Entre tus propósitos también puedes incluir seguir ampliando tu círculo de amistades y generar más encuentros entre tus diferentes grupos de amigos. Como decía Aristóteles “sin la amistad el hombre no puede ser feliz”.

El autor: Esther Camuñas

Me apasionan las personas, descubrir lo que sienten, escuchar lo que piensan y observar cómo lo expresan y cómo se comunican. Más de 12 años acompañando a organizaciones y equipos en su proceso de crecimiento, y tratando de aportar mi experiencia en comunicación para ayudarles a sacar lo mejor de sí mismos, su esencia.

¡Sigueme en Twitter!

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *