Formas de sentirte motivado en el trabajo

¿Alguna vez has tratado de “sentirte motivado” en tu trabajo pero nada funciona? La sensación de aburrimiento y apatía empiezan a empañar cualquier tarea y la rutina da paso a todo lo que al principio era nuevo, mágico o emocionante.

Es lo mismo que sucede con una relación de pareja, que con el paso del tiempo aparecen los problemas, las discusiones y el entusiasmo inicial se empieza a desgastar. Sin embargo, aunque puede resultar muy frustrante al principio, es posible volver a rediseñar las tareas laborales y reconciliarte de nuevo con tu trabajo.

Algunas estrategias pueden hacer que vuelvas a conectar con tu motivación intrínseca y disfrutar haciendo lo que haces, sin obtener ningún tipo de recompensa. Estas son algunas ideas que te ayudarán a sentirte motivado en el trabajo:

  • Revisa tu rendimiento de este año y establece nuevos objetivos. Mira a ver los objetivos que te planteaste cumplir y tu grado de satisfacción con respecto a cada uno de ellos. Empieza siendo honesto con lo conseguido y también con los errores, para proponerte nuevas metas. Al establecer objetivos, intenta no ser muy ambicioso y comprometerte con ello. ¡¡Piensa en todo lo que vas a seguir aprendiendo!!
  • Clarifica tus tareas. Cuando las tareas están claras, el trabajo es más motivante y encuentras el sentido a lo que estás haciendo. Si no sucede así, puede que estés trabajando todo el día con la sensación de no haber hecho nada. Trata de introducir la creatividad y el talento en tu día a día, tomándote respiros, arriesgando y aprovechando tus horas de mayor productividad.
  • Reconoce tus logros. Cuando sientas que no eres bueno en tu trabajo y empieces a ponerte negativo, autoexigente y pesimista, es el momento de refrescar la memoria. Recuerda y reconócete aquello que hiciste por la empresa, por tu equipo y en tu vida profesional. Seguro que tienes muchas cualidades y habilidades por las que estás ahí, ¡haz una lista con todas ellas!
  • Pide feedback si lo necesitas. Si no eres capaz de reconocerte todos tus logros o no es suficiente esa retroalimentación, pregunta a tu jefe o compañeros. No obtener feedback por lo que hacemos puede ser un factor de desmotivación así que no está de más pedirlo y sobre todo que sea lo más honesto posible. Aprende a aceptar las críticas también.
  • Rodéate de personas que se apasionan por lo que hacen. A veces la aversión al trabajo radica en estar rodeado de personas negativas que trabajan sin metas claras y solo para ganar dinero. Esto desmotiva mucho así que busca a quienes están felices haciendo lo que hacen para contagiarte de ellos y así podrás recuperar tu alegría de vivir.
  • Empieza por hacer cosas divertidas en tu tiempo libre que te motiven y te ayuden a desconectarde la situación de apatía que te genera tu trabajo. Desde dar un paseo, practicar deporte, descansar o hacer un hueco a tu hobby. A la hora de tomar cualquier decisión y coger la energía vital para introducir un cambio laboral es necesario que recuperes tu alegría, ilusión y optimismo.

Y no olvides que tal vez sea el momento de cambio y de las pequeñas transformaciones. Si verdaderamente estás desmotivado y no te gusta lo que haces, quizá sea el momento de introducir un cambio profesional, de hablar con tu jefe y proponerle nuevas tareas o responsabilidades con las que sientes que te sentirás mejor.

 

 

 

¿Sabías que existen algunos alimentos que te ayudan a tener mejor humor? Nacho Rubio te cuenta cuáles son.

El autor: Esther Camuñas

Me apasionan las personas, descubrir lo que sienten, escuchar lo que piensan y observar cómo lo expresan y cómo se comunican. Más de 12 años acompañando a organizaciones y equipos en su proceso de crecimiento, y tratando de aportar mi experiencia en comunicación para ayudarles a sacar lo mejor de sí mismos, su esencia.

¡Sigueme en Twitter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *