Estrena el año con nuevos propósitos

Estrenar y entrenar son palabras similares que suelen ir de la mano en algunas fases del año y sobre todo cuando hay nuevos objetivos o retos por cumplir.

Estrenar un nuevo año con un nuevo propósito es algo común y en muchos casos aparece esa palabra que puede ser un alivio o bien una condena entrenar.

Lo importante es que le veamos la cara positiva y entrenar sea algo que nos produzca cierta satisfacción, más allá del esfuerzo que conlleva.

Antes de plantearnos esos nuevos propósitos, hemos estado “disfrutando” la Navidad y de los supuestos excesos alimentarios que suele conllevar esa época. Además el reparto que hacemos de nuestro tiempo libre suele estar muy condicionado por reuniones, almuerzos, cenas, etc. y con ello nuestra disponibilidad para la actividad física.

Estas dos cuestiones son muy importantes para encajar nuestro puzzle durante las fechas navideñas y post navideñas.

Como normalmente lo dejamos para el año nuevo, veamos algunas pautas a seguir para poder llevar a cabo esos nuevos propósitos que hemos ido aumentando conforme avanza diciembre y que en enero hacen que la lista de propósitos 2017 haya crecido considerablemente.

Lo mas importante es marcar propósitos realistas y que podamos llevar a cabo sin realizar cambios bruscos en nuestra rutina para así evitar estrés y agobio, que serían el primer peldaño hacia el abandono.

Debemos fijarnos un horario para nosotros y de manera algo egoísta plantear que 45-60min van a ser para mejorar principalmente nuestra salud así como nuestra capacidad física y de camino porqué no la estética corporal, algo que tanto nos preocupa hoy en día.

 

¿A qué hora encajar “nuestro momento”?

Difícil de encontrar uno que nos valga a todos, pero las primeras horas del día son las ideales para robar unos minutos al sueño y así afrontar el resto del día con los deberes cumplidos y sin ese “come-come” que tanto nos castiga a diario en caso de ver que el día termina y no hemos podido practicar nuestro deporte favorito.

 

¿Dónde disfrutar de “nuestro momento”?

Tenemos multitud de opciones y por ello este debe ser el menor de los impedimentos.

Centros deportivo, gimnasios o salas de entrenamiento son la mejor opción por cuanto su amplio horario y la variedad de actividades que tienen nos facilitaran nuestra tarea, así como poder escoger un estímulo diferente para evitar caer en la rutina y el aburrimiento.

 

¿Con quién disfrutar de “nuestro momento”?

La soledad en algún caso es una ayuda por cuanto podemos estar centrados en nuestra rutina sin perder tiempo, además de ir repasando y organizando el resto del día mientras entrenamos.

En otros casos, practicar actividad física con amigos o familiares es una manera de convertir esos momentos en situaciones de diversión y a veces también en compromiso para no fallarles una vez que has quedado con ellos.

No olvidemos que la actividad física es una alternativa de ocio y que podemos practicar en familia.

 

Siempre habrá alguna de ellas que suponga un pequeño reto, desafío o bien un estímulo positivo que nos lleve a vivir más y mejor.

 

 

 

 

El autor: Kay Puentes

Deportista amateur que ha conseguido alcanzar alguno de sus sueños como Ironman de Lanzarote, Maratón de Nueva York, Ultra Travesías de larga distancia, etc. Le gusta facilitar la posibilidad de mejorar la salud en cualquier persona y de colaborar para que sea más fácil ese camino difícil que a veces supone perder unos kilos, mejorar nuestra autoestima a través de la actividad física o simplemente ser felices consiguiendo algo que hemos visto demasiado lejos o difícil. Puedes encontrale en Twitter en: @KayPuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *