7 hábitos saludables de alimentación

hábitos saludables de alimentación

Como ha demostrado la evidencia científica, la mala alimentación perjudica a nuestro organismo y aumenta las posibilidades de sufrir enfermedades (diabetes tipo 2, obesidad, cáncer o enfermedades del corazón, entre otras). Por ello, para proteger nuestra salud es muy importante alimentarnos de forma saludable. Te explicamos cómo puedes mejorar tu dieta con 7 hábitos saludables de alimentación .

 

  1. Toma una dieta variada, equilibrada y completa. Como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), una dieta es saludable siempre y cuando sea completa, es decir, que incluya productos de todos los grupos alimentarios (carbohidratos, proteínas y grasas, así como vitaminas y minerales). Debe ser equilibrada; suficiente, para cubrir las necesidades del organismo según cada edad y estado físico; y variada para asegurar el aporte de vitaminas y minerales.

 

  1. Come más fruta y verduras. Se recomiendan entre 4 y 5 porciones al día. Además de proporcionar vitaminas, minerales y antioxidantes las frutas son ricas en fibra alimentaria. Come fruta por colores y variando cada día. A más variedad, más riqueza nutricional. Incluye en tu cesta de la compra cítricos (ricos en vitamina C), frutos rojos, y frutas exóticas.

 

  1. Consume alimentos ricos en fibra alimentaria. Los cereales integrales, las frutas, los vegetales y las legumbres son una buena fuente de fibra dietética. Toma entre 6 y 8 porciones por día. Disfruta de la gran variedad de panes elaborados con diferentes cereales que se pueden adquirir actualmente en nuestras panaderías.

 

  1. Reduce el consumo de grasas saturadas. Toma pescados, carnes magras o aves como fuentes de proteínas, y limita el consumo de carnes ricas en grasas saturadas.

 

  1. Limita la ingesta de alimentos ricos en azúcares. Aunque es complicado, ya que el azúcar está por todas partes, lo ideal es que las porciones de alimentos ricos en azúcares no superen las 5 unidades por semana.

 

  1. Incluye frutos secos, legumbres y semillas en tu dieta semanal. Estos alimentos poseen propiedades nutricionales excepcionales, reducen el colesterol total en sangre y protegen de enfermedades del corazón, algunos tipos de cáncer y diabetes tipo 2.

 

  1. Bebe suficiente agua. Es importante estar bien hidratado. Para ello procura beber agua de forma continua durante el día, y especialmente cuando hagas deporte, suban las temperaturas o tengas fiebre, resfriados, diarrea o vómitos. Reduce el consumo de bebidas alcohólicas.

 

Recuerda que nuestra dieta mediterránea es equilibrada y variada. ¡Practícala cada día!

El autor: Carmen Espinosa

Periodista especializada en temas de salud y experta en nutrición. Ha trabajado en diversos medios de comunicación y portales online. A Carmen le gusta ofrecer información útil, interesante y fácil de entender. Puedes encontrarla en Twitter en: @cespidz

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *