5 propiedades de la vitamina C

vitamina C

La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, es un micronutriente necesario para el crecimiento y funcionamiento del organismo, especialmente para la reparación de tejidos de todas las partes del cuerpo. Es necesario incluir esta vitamina en nuestra dieta, debido a que nuestro cuerpo no la produce ni almacena. Además, la cantidad que no es absorbida por el organismo se excreta por la orina.

La vitamina C, soluble en agua, tiene un alto poder antioxidante, por lo que actúa bloqueando el daño producido por los radicales libres.

 

5 propiedades de la vitamina C

  1. Participa en la formación de piel, huesos y tejido conectivo (tendones, ligamentos, vasos sanguíneos, etc).

 

  1. Fomenta el sistema inmunitario, ya que no solo protege las células que lo conforman, sino que además estimula la actividad de los glóbulos blancos, ayudándoles a destruir bacterias y virus.

 

  1. Promueve la curación de heridas en la piel y la formación del tejido de las cicatrices, ya que ayuda al cuerpo a producir colágeno, una proteína necesaria para la cicatrización de las heridas.

 

  1. Ayuda al cuerpo a absorber el hierro de los alimentos.

 

  1. Protege del daño de los radicales libres en muchos órganos como los ojos, cuya acumulación es responsable de cataratas o de la degeneración macular relacionada con la edad, un proceso ligado al envejecimiento.

 

Alimentos ricos en vitamina C

  • Frutas: cítricos (pomelo, naranja, limón), kiwi, frutos rojos (frambuesas, fresas, moras y arándanos), papaya, piña, melón cantalupo, guayaba o mango.

 

  • Verduras: berros, pimiento rojo y verde, brócoli, coliflor, verduras de hoja verde (grelos, espinacas, col rizada o kale), puerro, pepino, judías verdes, tomates.

 

Lo que necesitas saber sobre la vitamina C

  • La mejor fuente de vitamina C son las frutas y verduras crudas, ya que este micronutriente es muy sensible al calor y a la exposición de la luz.

 

  • La cantidad de ácido ascórbico necesario al día depende de la edad, el sexo y de otros factores, como el embarazo y las enfermedades.

 

  • El consumo de este micronutriente en concentraciones demasiado elevadas puede producir náuseas, diarrea y cólicos estomacales.

 

  • La evidencia científica no respalda la creencia de que tomar zumos de naranja o suplementos de vitamina C reduzca el riesgo de contraer un resfriado común.

 

Es importante tener en cuenta que los suplementos dietéticos de vitamina C pueden interactuar o interferir con algunos medicamentos (tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia y la radioterapia) por lo que es importante consultar siempre con un profesional de la salud.

 

Fuente:

Vitamina C. MedlinePlus. Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002404.htm

Vitamina C. Hoja informativa para consumidores. National Institutes of Health (NIH; en español, Institutos Nacionales de la Salud) https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminC-DatosEnEspanol/

 

El autor: Carmen Espinosa

Periodista especializada en temas de salud y experta en nutrición. Ha trabajado en diversos medios de comunicación y portales online. A Carmen le gusta ofrecer información útil, interesante y fácil de entender. Puedes encontrarla en Twitter en: @cespidz

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *