Baby led weaning: alimentación autorregulada del bebé

baby led weaning

Baby led weaning, ¿en qué consiste?

 

Sin duda, la lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita en su primer año de vida. Por ello, la OMS la recomienda durante los 6 primeros meses de vida como modo exclusivo para el bebé; a partir de entonces se aconseja seguir con la lactancia materna hasta los 2 años, complementada adecuadamente con otros alimentos.

 

El paso a la alimentación complementaria

 

La transición de la lactancia exclusivamente materna a la alimentación complementaria a partir de los seis meses se ha realizado tradicionalmente con papillas y comidas trituradas que se puedan comer con cuchara.

 

Sin embargo, en los últimos 10 años ha surgido, especialmente en Gran Bretaña, Canadá y Nueva Zelanda, una nueva manera de incorporar los sólidos en la alimentación del bebé sin pasar por la fase de purés y papillas, siendo el propio bebé quien se alimenta por sí mismo usando sus manos. Es lo que se conoce como baby led weaning.

 

¿Qué es el baby led weaning?

 

El baby led weaning (BLW) o “alimentación complementaria autorregulada”, también conocido como sistema ACS (aprender a comer solo), es un método que introduce alimentos sólidos a partir de los 6 meses de edad en la dieta del bebé combinando con la lactancia materna.

 

La teoría de cómo y por qué funciona este método fue desarrollada por la nutricionista británica Gill Rapley, quien lo expone con detalle en el libro “El niño ya come solo”.

Esta guía práctica para la introducción de los alimentos sólidos explica que:

 

  • Este método se basa en la autoalimentación y autonomía del bebé. Permite que él tome la iniciativa durante todo el proceso y utilice su instinto y habilidades.
  • La alimentación sólida debe empezar cuando el bebé de muestras de ser capaz de comer solo e irá avanzando gradualmente a su propio ritmo.
  • Se le deben dar alimentos blandos cortados en trozos que el bebé pueda sujetar con las manos y llevárselos a la boca para comerlos sin ayuda.

 

¿Es seguro este método?

 

El punto más polémico del sistema ACS es el riesgo de atragantamiento y asfixia. Por lo que uno de los consejos para empezar es asegurarse de que el bebé está erguido y seguro en una trona o en una posición cómoda. Los pediatras recomiendan no dejar nunca al bebé solo mientras come y tener conocimientos de técnicas de primeros auxilios en caso de atragantamiento.

 

En todo caso, es importante evitar los alimentos con los que podrían atragantarse más fácilmente:

 

  • Frutos secos enteros (cacahuetes) o desecados (pasas, arándanos).
  • Salchichas enteras.
  • Frutas con hueso pequeño (cerezas, uvas enteras).
  • Frutas y verduras duras (manzana, apio, ensalada y zanahoria crudas) o guisantes.
  • Caramelos y chucherías como nubes.
  • Patatas de bolsa, tortitas o palomitas de maíz.
  • Pescado con espinas.
  • Trozos de carne con cartílago.

 

En general, cualquier alimento duro que el bebé no pueda aplastar con el paladar y la lengua.

 

4 beneficios del sistema baby led weaning

 

Algunos de los beneficios que tiene implementar este método en edades tan tempranas son:

 

  1. Permite que el bebé participe en las comidas familiares desde el principio.
  2. Refuerza el desarrollo de la psicomotricidad en la primera etapa de la vida, también la habilidad de masticación y la independencia
  3. Impulsa la experimentación y el aprendizaje sobre los alimentos de una forma divertida y natural, lo que se cree que fomenta una actitud positiva hacia la comida.
  4. Mejora el control del apetito y la alimentación, ya que se le da una amplia variedad de alimentos.

 

Para terminar, es importante saber que:

  • Según una investigación de 2016 que comparó ambos métodos (el tradicional y el ACS), los bebés que seguían el baby-led weaning, aunque tomaban las mismas calorías que los que seguían el método tradicional, parecían consumir más grasas totales y saturadas, y menos hierro, zinc y vitamina B12.
  • Aunque la práctica de ACS parece estar ganando popularidad, se necesitan más estudios para conocer los elementos más importantes de este método que permitan un asesoramiento más claro a los nuevos padres.

 

Antes de empezar este método que trata de cómo ayudar a tu hijo a comer solo, consúltalo con tu pediatra y nutricionista.

El autor: Carmen Espinosa

Periodista especializada en temas de salud y experta en nutrición. Ha trabajado en diversos medios de comunicación y portales online. A Carmen le gusta ofrecer información útil, interesante y fácil de entender. Puedes encontrarla en Twitter en: @cespidz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *