RCP, ¿sabrías hacerlo en caso de emergencia?

RCP

¿Qué es RCP y cómo hacerlo en caso de emergencia?

 

El corazón puede dejar de latir de forma brusca e inesperada, interrumpiendo el bombeo de sangre al cuerpo e impidiendo su circulación. Cuando esto sucede, pueden producirse lesiones en diferentes órganos y tejidos en pocos minutos que causan la muerte súbita. Por todo ello, es importante saber hacer un RCP (reanimación cardiopulonar) básico.

 

La parada cardíaca puede presentarse en cualquier sitio en personas sanas o en aquellas con antecedentes de enfermedades cardiovasculares. Cada minuto que no se actúe tiene consecuencias muy graves como lesiones cerebrales e, incluso, la muerte.

 

Como explica el grupo de trabajo de reanimación cardiopulmonar de la Sociedad Española de Cardiología, es fácil aprender a hacer un RCP básico: el primer paso es reconocer si el paciente ha sufrido una parada cardíaca. En segundo lugar, se avisará al servicio de emergencias 112 y se empezará el masaje cardíaco.

 

¿Cómo se reconoce una parada cardíaca?

 

Una parada cardíaca sucede cuando alguien pierde el conocimiento, se desmaya, no se mueve y no responde a nuestras palabras ni a estímulos físicos. Debes acercarte mucho para comprobar que la persona no respira: su tórax no se moverá y no saldrá aire por la boca ni por la nariz durante diez segundos.

 

En caso de parada cardíaca, si hay varias personas presentes, lo ideal es que uno llame al 112 y otro realice el masaje cardíaco. La persona que llame a urgencias debe explicar al operador que está junto a un paciente que ha perdido el conocimiento y que no respira. También es necesario explicar nuestra ubicación (dirección exacta, punto kilométrico) para que la ambulancia nos localice cuanto antes.

 

¿Cómo se realiza un masaje cardíaco?

 

El masaje cardíaco se realiza solo con las manos. Con el paciente boca arriba sobre el suelo, ponte de rodillas con los brazos extendidos sin doblar los codos. Una vez colocado, debes empezar a comprimir el centro del pecho con ambas manos entrelazadas a un ritmo de 100-120 compresiones por minuto. Hay que hacer bajar el tórax cinco centímetros en cada compresión.

 

Es conveniente que varias personas se alternen en estas maniobras para mantener el ritmo constante hasta que lleguen los servicios de emergencias.

 

¿Cómo hacer el boca a boca?

 

Si alguna persona está entrenada en reanimación o tiene formación sanitaria, puede comenzar con el boca a boca:

 

  1. Tapar la nariz del paciente.
  2. Insuflar aire en la boca a un ritmo de dos ventilaciones por cada 30 compresiones.

 

Para comprobar si el boca a boca funciona, observa si el pecho del paciente se eleva.

 

¿Cómo se utiliza el desfibrilador?

 

Cada vez es más frecuente ver desfibriladores en sitios públicos. Estos dispositivos reconocen la arritmia y nos dicen qué hacer a través de una grabación.

 

Si tienes que utilizar el desfibrilador, sigue estos pasos para hacerlo de forma correcta:

 

  1. Coloca las pegatinas en el pecho del paciente.
  2. Espera a que el desfibrilador te indique si hay que realizar o no una descarga.
  3. Si tienes que hacerla, es muy importante no tocar al paciente y confirmar la descarga en el botón correspondiente.
  4. Seguidamente, reanuda el masaje cardíaco hasta que lleguen los servicios de emergencias.

 

Toda esta información sobre el RCP, junto a diferentes infografías, puede consultarse en la página web de la Fundación Española del Corazón: https://fundaciondelcorazon.com/prevencion/rcp-reanimacion-cardiopulmonar-salvar-vida.html

El autor: Javier Granda

Periodista freelance especializado en salud, escribe en los principales medios dirigidos tanto a médicos y farmacéuticos como público en general. Primer premio de la Asociación Nacional de Informadores Sanitarios a la mejor labor de comunicación en salud.

¡Sigueme en Twitter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *